Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Cientos de marroquíes acuden a la selección de temporeros agrícolas

EFE ·06/12/2007 - 17:14h

EFE - Cientos de marroquíes, en su mayoría mujeres, acudieron hoy a Mohammedia (al sur de Rabat) para intentar ser seleccionados como trabajadores temporeros en la campaña de recogida de la fresa en la provincia española de Huelva. En la foto, las mujeres marroquíes esperan su turno en la Casa de la Cultura de la ciudad de Mohammedia, para ser seleccionadas como temporeras.

Cientos de marroquíes, en su mayoría mujeres, acudieron hoy a Mohammedia (al sur de Rabat) para intentar ser seleccionados como trabajadores temporeros en la campaña de recogida de la fresa en la provincia española de Huelva.

La buena experiencia y la necesidad de más mano de obra explican el fuerte incremento de permisos para la próxima campaña, ya que prácticamente podrán viajar a la Península más de 11.000 marroquíes, frente a los cerca de 3.000 que lo hicieron en la campaña anterior.

Así lo explicó a EFE hoy Juan José Rojas, coordinador laboral de la asociación empresarial Freshuelva, quien recordó que la campaña agrícola -de recogida de fresas, frambuesas y cítricos- comenzará el próximo enero y, en función del clima, se prolongará hasta finales de mayo o principios de junio.

La selección de temporeros agrícolas marroquíes para trabajar legalmente en Huelva se prolongará hasta el 12 de diciembre en varias ciudades, hasta cubrir un cupo total de 11.127 empleos, según dijeron fuentes oficiales.

Este proceso de selección y contratación en origen se realiza en el marco de los acuerdos sobre flujos de mano de obra suscritos por España y Marruecos y de la primera criba de los candidatos se encarga la Agencia Nacional marroquí de Promoción del Empleo y las Competencias (ANAPEC).

Abdelhalim Elfatihi, jefe de división de colocaciones internacionales de la ANAPEC, dijo a EFE que el 90 por ciento de los contratos se hará a mujeres y explicó que existe una base de datos con personas preseleccionadas hechas por los empleadores y un calendario preciso para las incorporaciones.

"Ocho de cada diez seleccionados conseguirán plaza y el resto permanecerán en reserva", agregó El Fatihi, quien destacó que el éxito del proceso se explica además "porque Marruecos es un país agrícola y los trabajadores tienen mucha experiencia".

En las campañas de 2005 y 2006 se registró un índice de hasta el 60 por ciento de temporeros que se quedaron ilegalmente en España pero ya en la última se consiguió que regresaran al final de la campaña el 90 por ciento de los contratados, explicó por su parte Alfredo Ramos, secretario general de la Consejería de Trabajo de la Embajada de España en Marruecos.

El Fatihi declaró que el control del retorno comienza con una campaña de sensibilización que concluye además con el requisito de que los temporeros -en su gran mayoría mujeres- deban presentarse a las autoridades en Marruecos, trámite necesario para volver a ser incluidas en las próximas preselecciones.

La selección final para la próxima campaña se hace en esta ocasión en Fez, Mohammedia, Agadir y Dakhla y entre los criterios establecidos se encuentra la necesidad de residir en el campo, tener entre 18 y 40 años de edad, una buena condición física e hijos al cargo.

Los temporeros recibirán un salario de 35 euros al día por cada 6,5 horas de jornada trabajada y en su contrato se estipula la obligatoriedad de su vuelta obligatoria a Marruecos.

Durante el tiempo que trabajen en España los temporeros obtendrán unos ingresos diez veces superiores a los que tendrían en Marruecos, donde por ese mismo trabajo percibirían poco más de tres euros diarios.