Archivo de Público
Miércoles, 16 de Septiembre de 2009

Con minúscula, pero final

Scariolo resalta la trascendenciadel choque de esta tarde ante Polonia

 

AGENCIAS ·16/09/2009 - 08:00h

El pívot polaco Marcin Gortat, con el balón. - EFE

Scariolo sabe muy bien lo que se juega hoy. El técnico reconoció ayer que el choque contra Polonia (LaSexta, 18.15 horas) es decisivo. "Aunque sea con efe minúscula, es una final", explicó el seleccionador.

"Estoy seguro de que Polonia tiene cualidades para poner en dificultades a cualquier equipo, y más jugando en su cancha y con el público a favor", indicó el técnico. "Sin embargo, lo mejor es que nosotros pudimos recuperar sensaciones ante Lituania".

Para el seleccionador español la clave está en ganar hoy. "La clasificación con la que llegas a los cuartos de final no es tan determinante", explicó Scariolo. "A nadie nos gusta tener una final anticipada en la segunda fase del campeonato, pero es lo que tenemos y todos, jugadores y técnicos, hemos estado en situaciones parecidas en todos los clubes en los que estuvimos", añadió.

España llega al partido de hoy con la moral alta tras el cambio de imagen ante Lituania. "Defendimos bien, corrimos al contragolpe y también jugamos bien el ataque estático, gracias a una mejoría en el pase que se demuestra con las 25 asistencias que dimos durante el partido. Todo esto nos ayudó a tener más chispa", dijo Scariolo.

"Con Lituania nos quitamos piedras de la mochila", dice Scariolo

La mejoría física de los jugadores y la recuperación de golpes y lesiones es otra de las causas de que España se vuelva a reconocer sobre la pista. "Ahora ya podemos exigir un desgaste alto, en lo físico, a más jugadores. Ante Lituania el banquillo fue decisivo. Cuando salieron jugadores que no eran del cinco inicial, jugaron con seriedad y enseñaron el camino a los titulares, que volvieron a la cancha con las ideas más claras", observó el seleccionador.

La presión de que todo el mundo hablara más de la medalla de oro que del campeonato parece haber pasado factura al equipo. "El equipo no ha vivido fuera de la cancha con ansiedad, pero se ha hablado demasiado antes de que empezáramos a jugar. Nos cargamos de presión y tras el partido contra Lituania creo que nos hemos quitado alguna piedra de la mochila", indicó Scariolo.

Feeling y sensaciones

Alex Mumbrú, alero de la selección, comentó que habían recuperado "feeling, sensaciones" y que todo lo pasado hasta ahora había servido "para madurar como equipo".

"Hemos sufrido y nos ha servido para madurar", reconoce Mumbrú

"Tenemos que ganar a Polonia sí o sí, pero ante Lituania nos quitamos la mochila y empezamos a divertirnos. Dimos nuestra mejor cara y esperamos que ya sea así hasta el final", comentó Mumbrú.

El alero considera que España no está acostumbrada a sufrir. "La verdad es que hemos sufrido en los partidos pero no en el torneo y nos ha venido bien para madurar como equipo y afrontar la recta final, que pasa por ganar a Polonia, sin mirar más allá", añadió.

Rudy Fernández no concedía ayer opción alguna a la derrota. El escolta de la selección afirmó que España es "superior" y que "perder ante los polacos sería un fracaso bastante grande. Es un partido a todo o nada", sentenció.