Archivo de Público
Miércoles, 16 de Septiembre de 2009

El parque nacional gallego sólo existe sobre el papel

Siete años después de crearse, aún no cuenta con un Plan Rector que garantice su protección

MIGUEL MARTÍN ÁLVAREZ ·16/09/2009 - 07:30h

MIGUEL RIOPA - Una vista aérea de las islas Cíes, en la costa de Galicia.

Siete años después de declarar al conjunto de archipiélagos de Cortegada, Sálvora, Ons y Cíes como Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia (julio de 2002, el año del vertido del Prestige), el espacio natural marítimo-terrestre continúa sin tener aprobado el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), el instrumento legislativo imprescindible para garantizar su protección y los usos sostenibles de acuerdo con la legislación ambiental europea. Aunque la dirección del parque fija la aprobación del PRUG para antes de que termine el año, los ecologistas desconfían.

Se hace difícil encontrar explicaciones razonables para tal retraso. La opinión general de las entidades conservacionistas es que no hay ninguna razón en concreto. "Nosotros no tenemos información, aún perteneciendo al patronato del parque. Se convocó una reunión antes del verano, y salimos al final con tantas dudas como entramos", comenta Ramsés Pérez, de ADEGA (Asociación para a Defensa Ecolóxica de Galiza). José Antonio Fernández Bouzas, director del Parque Nacional, explica: "No hay disculpa para no tenerlo ya, pero sí hay cuatro razones claras: el derrame del Prestige en el mismo año de la declaración, la sentencia de 2004 sobre la transferencia de medio ambiente a las Comunidades Autónomas, la compra de los archipiélagos de Sálvora y Cortegada, y la implantación de la nueva Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad."

Por otra parte, han tenido que pasar cuatro años, desde julio de 2005, para que de nuevo se vuelva a reunir el patronato del Parque Nacional a principios de este verano. Diego Vieites, del colectivo Verdegaia, explica así la situación: "Pensábamos que eran motivos técnicos, pero nos hemos dado cuenta de que hay algún problema político; nos estamos planteando formular una queja al defensor del pueblo gallego y pedir la destitución del director del parque".

Presión del turismo y la pesca

Mientras, los colectivos exponen sus quejas. Una de las más citadas es el polémico control de la afluencia de visitantes. Las navieras querrían aumentar el cupo diario actual de 3.000 visitantes. Fernández Bouzas aclara que "vamos a bajar la capacidad de carga, no estoy aquí para promocionar el turismo de masas; queremos disminuir la presión y diversificar la oferta fuera de temporada."

Otra queja es la falta de una regulación rigurosa de la pesca. Un criterio que a menudo choca con los intereses de los pescadores locales que han faenado en esas aguas desde antaño. Es significativo el reciente descenso de un 60% en la población de cormorán moñudo en las Rías Baixas, posiblemente a causa de las artes de pesca de enmalle (trasmallo), en las que las aves se enganchan. Al límite de la supervivencia se halla el arao común (Uria aalge), el llamado pingüino gallego. De unos 3.000 ejemplares en la década de 1960, hoy nidifican unas 6 parejas. La causa de su declive es la sobreexplotación de la sardina y la anchoa, de las que se alimenta.

Por otro lado, en las campañas de erradicación de especies arbóreas alóctonas (acacia negra o eucalipto) priman la descoordinación y la falta de conocimiento, según los ecologistas. A ello alude Pérez: "Al arrancar los brotes de acacia de una zona en concreto, terminaron arrasando con todo". Y prosigue: "Los operarios desconocían lo que es el matorral. Se tiene la idea de que en los parques nacionales la cantidad de bosque es algo positivo, pero en las Cíes lo autóctono es el matorral, como los tojos, que fueron arrancados. Improvisación es la sensación que tenemos, no sólo los ecologistas, sino otros colectivos presentes en el patronato".

Datos del parque

Fecha de declaración
1 de julio de 2002.

Extensión

8.480 hectáreas (14% terrestres y 86% marinas) en los archipiélagos de Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada (Pontevedra y A Coruña).

Especies principales
Reúne las mayores densidades mundiales de cormorán moñudo (‘Phalacrocorax aristotelis aristotelis’) y gaviota patiamarilla (‘Larus cachinnans michahellis’).

Fondo submarino
Bosques de algas laminarias de hasta 2,5 metros de altura, fondos de cascajo (restos de conchas) y de ‘maërl’ (algas calcáreas o coralillos). Hábitat de peces, almejas, nécoras, vieiras, sepias y centollos.