Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Lewis-Francis reconoce que se saltó dos controles antidopaje

EFE ·06/12/2007 - 16:46h

EFE - El británico Mark Lewis Francis cruza la linea de meta en primer lugar en la prueba de relevos 4x100m en los Campeonatos Europeos de Atletismo, en Gotemburgo.

El medallista olímpico Mark Lewis-Francis, ganador de un oro en relevos 4x100 metros en los Juegos de Atenas'97, reconoció que se ha convertido en un nuevo atleta británico que se salta un control antidopaje, informa la prensa inglesa.

Becky Lane, ganadora de un bronce en unos europeos en los 800 metros femeninos, y Simeon Williamson, campeón europeo de los 100 metros en la categoría sub-23, se saltaron con anterioridad sendos controles.

Ahora Lewis-Francis ha añadido su nombre a la lista al admitir que se encuentra en la cuerda floja y que, de "cometer un tercer desliz", podría afrontar una suspensión similar a la de su compatriota Christine Ohuruogu, suspendida por la Federación Británica de Atletismo y rehabilitada posteriormente.

Lewis-Francis explicó que no pudo acudir al primero de los dos controles debido al mal funcionamiento del timbre de su casa unifamiliar. "Mi habitación estaba en el último piso y no oí el timbre".

"Los dos controles a los que no acudí fue por perezoso", afirmó después. "Ambos tuvieron lugar cuando me viajé desde Birmingham en tren hacia el sur. Han sido dos avisos y ahora estoy en el alambre".

El velocista se refiere a la suspensión de un año que podría afrontar si se pierde un nuevo control antidopaje, según las normas del atletismo británico, una sanción que le impediría competir en los próximos Juegos Olímpicos de Pekín.

El caso es similar al de Christine Ohuruogu, que ganó la semana pasada su apelación contra una sanción por saltarse varios controles antidopaje que le impedía de por vida participar en unos Juegos Olímpicos.

Los atletas británicos corren el riesgo de ser inhabilitados de forma vitalicia para participar en los Juegos Olímpicos, ya que la Asociación Olímpica Británica (BOA) suspende de perpetuidad a todo deportista que da positivo en un control de dopaje.

El propio Lewis-Francis es consciente del riesgo que corre en caso de saltarse un nuevo control y tendrá que afrontar la supervisión del 'UK Sport' (organización que dirige el desarrollo del deporte británico): "Tendré que estar en casa entre las 7 y las 8 de la mañana y si algo cambia, tengo que avisar de cada movimiento. Es un rollo pero esto me mantiene en camino".

Lewis-Francis dio positivo por cannabis en los Europeos en pista cubierta de Madrid 2005 y perdió la medalla de plata que había ganado en 60 metros lisos.

Como consecuencia de aquel positivo, Lewis-Francis recibió sólo una amonestación pública, por tratarse de una sustancia que no afectaba a su rendimiento deportivo, aunque perdió la medalla de plata que había ganado en Madrid.

Además, fue inhabilitado por la BOA, cuyas reglas son más estrictas, para formar parte del equipo olímpico británico.