Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Abucheos a los socialistas en la entrada del Congreso

Los rostros más conocidos del PSOE y del Gobierno fueron recibidos con gritos y pitadas por una parte del público presente en la carrera de San Jerónimo

PÚBLICO.ES / EUROPA PRESS ·06/12/2007 - 13:11h

Extraña forma de conmemorar la Constitución que agrupa a todos los españoles: con pitidos y abucheos a los polítcos del PSOE y a los miembros del Gobierno. Un grupo de ciudadanos, algunos de los cuales portaban pancartas en apoyo de las víctimas del terrorismo y a favor de la ilegalización de los partidos que no condenan el terrorismo, corearon la llegada de los rostros socialistas más conocidos con una buena pateada.

Frente al Palacio de la Carrera de San Jerónimo, donde este mediodía se ofrecía una recepción con motivo del aniversario de la Constitución ETA.

En una parte del público se pudo ver banderas de España, una pancarta en favor de la "ilegalización ya" del PCTV y ANV, y otra que rezaba "Víctimas de ETA. Justicia y Dignidad". De ese sector surgieron los abucheos, mientras que otros ciudadanos, situados un poco más arriba de la Carrera de San Jerónimo, optaban por dedicar aplausos a las autoridades y representantes políticos que entraban andando en el Congreso.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco; el portavoz de los socialistas en el Congreso, Diego López Garrido; el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y el presidente de la Generalitat de Cataluña y primer secretario del PSC, José Montilla, fueron quienes recibieron más protestas, con pitos y gritos de "fuera, fuera".

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que estaba acompañado de su esposa, Sonsoles Espinosa, entró en el patio del Congreso en su coche oficial, con lo que no fue visto por ese sector del público y no se escucharon las protestas que habían recibido otros políticos socialistas.

Aplausos al PP 

El presidente del PP, Mariano Rajoy, que hizo entrada en el Congreso junto con el portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, recibió aplausos de los dos sectores del público. También fue recibida con aplausos Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, mientras que el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, tuvo división de opiniones.

Los gritos, incluyendo los de "Zapatero, dimisión", se reprodujeron después con más intensidad a medida que los invitados a la recepción iban abandonando la Cámara tras el acto.

Noticias Relacionadas