Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Zapatero llama al "entendimiento sincero" entre las fuerzas políticas

El presidente del Gobierno pide un frente unitario al terrorismo, aunque reconoció que ese entendimiento "llevará su tiempo"

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·06/12/2007 - 11:45h

 

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho hoy una llamada al "entendimiento sincero" entre las fuerzas políticas para lograr un frente unitario al terrorismo. Reconoció que ese entendimiento "llevará su tiempo" porque debe basarse "en sólidos cimientos" y la separación ha sido grande.

Rodríguez Zapatero conversó con los medios de comunicación tras el acto institucional del Día de la Constitución, que fue inusualmente austero en señal de duelo por el reciente asesinato de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero a manos de ETA.

El presidente abogó abiertamente por el "entendimiento sincero" entre los demócratas para hacer "aún más eficaz" esa tarea de lucha contra el terrorismo en la que trabajan las fuerzas de seguridad y también otros países como Francia, "que acaba de demostrarlo ejemplarmente".

Ese entendimiento, advirtió, "nos llevará su tiempo, porque las distancias han sido muy fuertes", pero los ciudadanos entienden mejor esa explicación que un "canto de la noche a la mañana por la unidad sin que los cimientos estén sólidamente anclados entre las principales fuerzas políticas".

A la altura de las circunstancias 

Trabajar en esa dirección será su prioridad, aseguró, "sin mirar atrás" y con total voluntad de entendimiento, con la convicción de que todos estarán a la altura de las circunstancias, de lo que esperan los ciudadanos.

Rodríguez Zapatero explicó que en los últimos días ha conversado tres veces con el presidente del PP, Mariano Rajoy, la última en la noche del miércoles para darle información "lo más detallada posible" de las detenciones de los presuntos asesinos.

Junto a la voluntad de dar "los pasos necesarios para un diálogo fluido", el presidente no quiso poner fecha a una posible entrevista con el líder de la oposición. "No nos marquemos citas, hagamos que las cosas se desenvuelvan de manera natural, será lo mejor", argumentó.

Rodríguez Zapatero otorgó un especial valor a la Constitución como garantía de convivencia, libertad y progreso, en unos días marcados por el dolor provocado por esos dos asesinatos de ETA.

"La libertad siempre derrota a la violencia"

Como presidente del Gobierno y en nombre de la sociedad española, reiteró el apoyo a las familias de los asesinados y al conjunto de los servidores públicos, y reafirmó también su convicción de que "la demcoracia siempre se impone a la barbarie y la libertad siempre derrota a la violencia", y ése es hoy "el único horizonte que tenemos por delante".

Ante la exigencia del PP de afirmar explícitamente el rechazo a un diálogo con ETA como premisa previa para cualquier acercamiento, el presidente insistió en que los hechos de la lucha contra el terrorismo "son contundentes, inequívocos, indiscutibles".

En democracia, respondió al ser preguntado por esa exigencia, "los hechos siempre se imponen a las valoraciones o a las posibles intenciones".

Sobre la posible ilegalización de ANV, el presidente reiteró que deben ser los jueces quienes se pronuncien a partir de la información ofrecida por las fuerzas de seguridad, pero se mostró "bastante de acuerdo" con quienes afirman, como el socialista José Blanco, que la situación legal de esa formación política es "más frágil" después de no haber condenado el último atentado de ETA.

A quienes le critican por no haber acudido a la concentración unitaria del pasado martes, el presidente recordó que no ha acudido a ninguna manifestación desde que es presidente por una convicción democrática, y es que él es responsable de tomar las decisiones, y como manifestante "no se a quién estoy pidiendo algo".

En todo caso, minimizó la relevancia de los abucheos a los socialistas y las demandas de dimisión proferidas en ésa y en otras concentraciones.

En su opinión, la inmensa mayoría de los ciudadanos, "el 99,9 por ciento", expresa sus ideas con respeto, y quienes lo hacen con descalificaciones son "una minoría". No obstante, se mostró partidario de un comportamiento "pedagógico" de los políticos en ese sentido.

Rodríguez Zapatero reiteró que respeta todas las opiniones, incluso "las más duras, las más críticas" y las que puedan ser "injustas", como calificó a algunas de las demandas expresadas en la reciente manifestación de Barcelona de protesta por la situación de las infraestructuras.

Los ciudadanos tienen derecho a expresarse en la calle, concluyó, y la obligación de los gobernantes es respetar esas opiniones y siempre escucharlas.

Noticias Relacionadas