Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Empieza el interrogatorio a los presuntos etarras, que se acogen al silencio

EFE ·06/12/2007 - 11:06h

EFE - Efectivos de la Guardia Civil registraron la pasada madrugada el domicilio en Vitoria del presunto etarra Asier Bengoa López de Armentia, detenido ayer en Francia, y se incautauron de abundante material. EFE TV

Los dos presuntos etarras detenidos ayer en el sur de Francia se han acogido hoy al silencio en el comienzo del interrogatorio que llevan a cabo expertos en la lucha antiterrorista de este país, supo EFE de fuentes de la investigación.

La negativa a responder a las preguntas de los agentes es una actitud habitual de los detenidos en el marco de operaciones contra ETA, según las fuentes.

El Ministerio del Interior de España ha identificado a ambos como Asier Bengoa López de Armentia y Saioa Sánchez Iturregi, alias "Hintza", mientras que el departamento francés les ha vinculado hoy claramente con el atentado del 1 de diciembre que causó la muerte a los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en la localidad de Capbreton.

"Un conjunto de indicios concordantes permite concluir que la pareja detenida ayer participó en los homicidios de los dos guardias civiles españoles en Capbreton", indicó el Ministerio francés en un comunicado.

Para llegar a esa conclusión los expertos se basan en factores como la similitud física de los detenidos con los que estuvieron en Capbreton, las pruebas balísticas y los restos de ADN.

Por el momento los dos arrestados están en unas dependencias policiales de Montpellier, donde han pasado la noche, a la espera de ser trasladados a París durante la tarde de hoy.

Los dos supuestos etarras fueron detenidos en las proximidades de la localidad de Châteauneuf-de-Randon y, aunque armados, no opusieron resistencia a los gendarmes que les tenían localizados.

En el atentado de Capbreton participaron dos hombres y una mujer, por lo que las fuerzas de seguridad francesas buscan al restante activista, cuyo paradero se perdió tras el atentado.

De los otros dos sí había habido indicios de sus movimientos, puesto que consta que participaron en un intento frustrado de robo de un vehículo en Gabillou y el martes pernoctaron en un hotel de Mende.