Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Ocho muertos en una operación militar turca contra los militantes kurdos

EFE ·06/12/2007 - 12:46h

EFE - Un niño kurdo permanece tendido en el suelo tras ser gravemente herido en un tiroteo en Diyarbakir, en el sureste de Turquía en marzo de 2006. El pequeño murió posteriormente a consecuencia de las heridas, según fuentes turcas. Las fuerzas de seguridad turcas disolvieron una violenta protesta mantenida por miles de manifestantes turcos en el sureste del país tras la muerte de catorce guerrilleros kurdos.

El Estado Mayor turco aseguró hoy haber matado a ocho militantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en la región del Monte Gabar, al sudeste de la provincia turca de Sirnak, con lo que son 14 los guerrilleros muertos esta semana.

En los enfrentamientos de principios de esta semana murió un capitán del Ejército, que fue enterrado hoy con honores militares en Estambul.

Según el comunicado del Estado Mayor, los choques con el ilegal PKK en el Monte Gabar comenzaron el 4 de diciembre.

Los guerrilleros muertos pertenecen a la misma unidad que atacó el 21 de octubre pasado a un batallón fronterizo y mató a 13 soldados y tomó presos a otros ocho.

Fueron confiscados en el área armas y munición, señaló el comunicado.

Al mismo tiempo, miles de soldados turcos están realizando operaciones en la frontera entre Turquía e Irak con helicópteros, informó hoy el diario Hurriyet.

La operación comenzó a raíz de unos informes de los servicios secretos turcos sobre 300 miembros de PKK que se estaban infiltrando en Turquía desde el norte de Irak y los mandos turcos estaban en su búsqueda registrando todas las cuevas en la región montañosa.

El Gobierno turco autorizó al Ejército el pasado 28 de noviembre a realizar operaciones en el norte de Irak y dos días más tarde se produjo la primera incursión a 30 kilómetros hacia el interior del territorio iraquí.