Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Miliband dice que Irán debe ver la unidad de la comunidad internacional por el caso nuclear

EFE ·06/12/2007 - 11:16h

EFE - El ministro de Exteriores británico, David Miliband.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, ha señalado que Occidente quiere un Irán con influencia y liderazgo en Oriente Medio, pero debe darse cuenta de la disposición y unidad de la comunidad internacional ante el conflicto por el programa nuclear iraní.

En un artículo publicado hoy en el diario "Financial Times" (FT), Miliband indica que, ante el desafío iraní sobre este conflicto, el Reino Unido buscará una nueva resolución de la ONU destinada a imponer más sanciones contra el régimen de Teherán.

"No podemos temerle a una diplomacia con dientes. Las alternativas son peores", puntualiza el ministro en referencia a la firmeza de la comunidad internacional.

Insiste en que no se busca la confrontación con Irán, puesto que desde el 2002 la comunidad internacional trata de resolver las diferencias a través del diálogo.

"Hemos ofrecido una cooperación económica y política, incluida la ayuda para un programa nuclear civil, así como beneficios políticos y económicos", añade Miliband en su artículo.

Pero subraya que el régimen de Teherán ha rechazado reiteradamente estas propuestas.

Además, Irán ha facilitado -agrega- ayuda a insurgentes en Irak y Afganistán, y ha traicionado a los iraníes por su fracaso en respetar los derechos humanos y las libertades políticas.

"Nuestro objetivo es un cambio de política, no de régimen", puntualiza Miliband, quien cree que sólo la población iraní tiene el derecho de elegir el Gobierno de Irán.

"Queremos que Irán sea próspero y seguro, que coopere y sea respetado por la comunidad internacional", dice.

"Irán -afirma- tiene posibilidades de ser una de las grandes naciones del mundo. Disfruta de enormes ventajas".

El ministro de Exteriores considera que el régimen de Teherán afronta claras decisiones.

Por lado, una relación distinta con la comunidad internacional, incluso con EEUU, para obtener beneficios políticos, económicos y tecnológicos, y, por otro, un mayor aislamiento, según el ministro.

Miliband manifiesta su esperanza de que los líderes iraníes tengan la "visión" e "inspiración" de tomar la decisión correcta.

El pasado martes, el Gobierno británico dejó claro que aún cree que hay un riesgo de que Irán adquiera armamento nuclear, pese a que un informe de EEUU estableció que Teherán paralizó en 2003 su programa de desarrollo nuclear.