Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

El hombre que arrojó a una mujer al metro no irá a prisión

V. PI ·26/09/2007 - 21:59h

efe - Jorge Ramos en el juicio por haber empujado a una joven al metro de Madrid

Jorge Ramos, el hombre que en 2005 empujó a las vías del metro a Miriam Alonso en Madrid, no irá a prisión. La fiscal y la acusación particular de la víctima, de 22 años, que perdió una pierna, han retirado la petición inicial de pena de cárcel, de siete y siete años y medio respectivamente, al estimar que la esquizofrenia paranoide que sufre el acusado le exime de la pena máxima.

En la última jornada del juicio, que ayer quedó visto para sentencia en la Audiencia Provincial de Madrid, la Fiscalía pidió que el acusado ingrese en un centro psiquiátrico penitenciario durante 14 años, 11 meses y 29 días, y que indemnice a la víctima con 457.059,77 euros. La fiscal consideró que el acusado es un “enfermo mental peligroso” que debe estar “supervisado estrictamente por profesionales”.

La Fiscalía le imputó un delito de intento de asesinato con el agravante de alevosía, aunque aplicó la “eximente completa” porque el acusado padece “esquizofrenia paranoide con ideas delirantes y alucinaciones que anula el control de los impulsos”.

 Acusan a los padres de negligencia 

Eso mismo concluyó la acusación particular, aunque pidió el internamiento de Ramos, también en un centro psiquiátrico penitenciario, durante un periodo de 20 años. Además, la abogada de Miriam Alonso solicitó una indemnización de 860.000 euros, al estimar que hubo “negligencia” por parte de los padres, al no obligar a su hijo a medicarse. El psiquiatra que trató a Ramos desde 2001 hasta 2004 indicó en el juicio que el acusado “suprimió el tratamiento”.

La defensa pidió la absolución de su cliente o el internamiento en un centro psiquiátrico no penitenciario durante tres años. Según estimó, Ramos tenía anulada su capacidad intelectiva y “era imposible que preparara los hechos”. Ramos, de 24 años, se negó a declarar y se le autorizó a ausentarse de la vista por su estado de salud.

En Barcelona, la Fiscalía pidió ayer 17 años de prisión para un joven acusado de tirar al metro a un hombre, que murió, hace siete meses. La fiscal ve un atenuante porque un informe médico dice que el acusado tiene mermadas sus facultades mentales, informa Efe.

Conducta impredecible

El catedrático de Psiquiatría de la Universidad del País Vasco José Guimón Ugarte-Echea destaca que los esquizofrenicos pueden ocasionalmente actuar de forma imprevisible, aunque remarca que eso no significa que sean violentos, al contrario: “El porcentaje de esquizofrénicos agresivos es muy inferior al del resto de ciudadanos”.

Tímidos y retraídos, “tienen alterada la visión de la realidad”. Así les describe el catedrático en psiquiatría. Desafortunadamente, un 30% de las personas que sufren esquizofrenia deja de medicarse antes de un año. “No son conscientes de su enfermedad”, explica Guimón, que asegura que sólo el tratamiento acaba con los síntomas de la esquizofrenia. D