Archivo de Público
Viernes, 11 de Septiembre de 2009

Hugo Chávez considera a Zapatero y al rey "grandes amigos"

El presidente venezolano visita Madrid y apuesta por una relación bilateral de "igualdad" entre ambos países

PÚBLICO. ES / AGENCIAS ·11/09/2009 - 13:10h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (i), saluda a su homólogo venezolano, Hugo Chávez,en el Palacio de la Moncloa para analizar la actual relación existente entre ambos países. EFE/Gustavo Cuevas

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha manifestado su disposición a "cuidar" la relación con España y con sus "amigos" el rey y el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para potenciar la relación entre ambos países "en condición de igualdad".

Chávez ha lanzado este mensaje a la salida del hotel madrileño desde el que se ha desplazado al Palacio de la Moncloa para reunirse con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero en Moncloa.

La cita con el presidente del Gobierno es previa a la que va a mantener con el rey en el Palacio de la Zarzuela durante su breve visita a Madrid con la que pone fin a su gira por Oriente Próximo, el Magreb y Europa del Este.

"Es una parada de trabajo y de afecto. Nos hemos detenido aquí para una reunión de amigos, somos amigos del presidente Zapatero, del Rey Don Juan Carlos, para conversar sobre la política y la economía", ha comentado.

Según Chávez, la relación política, económica y social entre España y Venezuela es "muy importante" y debe entablarse "en condición de igualdad, de afecto y sin hacerle caso a los pregoneros de la mentira que andan por todos los lados".

"Nosotros tenemos nuestra verdad y luchamos por la unión entre América Latina"

El presidente venezolano ha cifrado en unos 8.000 millones de euros los contratos de las empresas españolas que tienen negocios en su país.

"Es una cifra bastante grande, tenemos que cuidarla. España es un país muy importante para nosotros y tenemos grandes amigos aquí", ha apuntado Chávez.

Ha insistido en que no le preocupa la "mediática furibunda oposición" que hay en España contra su ideología bolivariana.

"Yo, ni le hago caso. Como Cantinflas, 'yo a ti ni te ignoro'. Nosotros tenemos nuestra verdad y luchamos por la unión entre América Latina", ha apostillado.

 Chávez ha concluido asegurando que el Quijote de Miguel de Cervantes tenía un "pensamiento socialista, muy humanista".

"Aquí estamos en tierra de La Mancha, muy cerca está La Mancha, y aquel jinete de La Mancha y la gran obra y el gran pensamiento del Quijote es un pensamiento socialista, muy humanista. Aquello que dice: 'ladran los perros, si ladran es porque estamos cabalgando'", ha parafraseado.

Ha saludado al medio centenar de seguidores que aguardaban a la salida del hotel

Ha saludado al medio centenar de seguidores que aguardaban a la salida del hotel con pancartas en las que se leía "Bienvenido presidente", "Chávez, amigo, España está contigo", "La revolución bolivariana avanza en España" o "Manos fuera de Cuba y Venezuela".

Entre sus seguidores había miembros de colectivos como el Frente Bolivariano de Estudiantes en Europa, el Sindicato de Estudiantes y Juventudes Comunistas.

Durante su espera, los afines a Chávez han lanzado gritos en favor de la revolución socialista en Latinoamérica y en contra del Rey y de Estados Unidos.

Con su visita a España, el presidente bolivariano pone fin a una gira que le ha llevado por Libia, Argelia, Siria, Irán, Bielorrusia y Rusia, además de recalar en Italia, donde asistió al estreno de un documental de Oliver Stone sobre la izquierda iberoamericana en el Festival Internacional de Cine de Venecia.

Bases en Colombia

El embajador venezolano en España, Isaías Rodríguez, declaró hoy que con la visita de Hugo Chávez a España "debería conseguirse un consenso contra los hechos que pudieran poner en peligro la paz en nuestra región", en alusión a los planes de establecer bases militares estadounidenses en territorio colombiano.

"Debería conseguirse un consenso contra los hechos que pudieran poner en peligro la paz en nuestra región"

"Esta visita tiene una gran significación, porque se realiza precisamente después de la discusión en Unasur sobre las bases de Estados Unidos en Colombia y de alguna forma este marco refleja la relevancia que tienen los asuntos latinoamericanos para Europa", señaló. "Nosotros estamos esperando de España la compresión a nuestros procesos y la solidaridad con nuestros pueblos", añadió.

El diplomático se refirió a la presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010 como una oportunidad para América Latina, "para que Europa no nos vea sólo como un mercado, sino que nos vea como un continente que tiene la disposición de avanzar socialmente, la disposición de cambiar la estructura política tradicional y la manera tradicional de hacer política y que reconozca en nosotros la dignidad que tienen nuestros gobiernos".

"En este sentido la presencia del presidente Chávez en España, así como la de otros presidentes suramericanos en Europa, proyecta esta expresión de soberanía que ha resucitado en América Latina", agregó, según un comunicado enviado por la Embajada.

La campaña mediática y el mundo "al revés"

En este sentido, apuntó en declaraciones a la prensa que "hace diez años el mundo estaba muerto y la esperanza también". En cambio, añadió a su llegada al hotel, "hoy se ha levantado de nuevo como una etapa antes del mundo multipolar".

El presidente venezolano advirtió de que hay que borrar de la cultura general la concepción de que España es la "puerta" de Iberoamérica a Europa. "Nosotros no necesitamos de esas puertas, no debemos seguir repitiendo clichés colonialistas. Andamos en condiciones de igualdad", subrayó Chávez.

Dirigiéndose especialmente a los jóvenes españoles, el líder bolivariano calificó como "importante" que sepan "lo que pasa en este mundo", según declaraciones recogidas por la estatal Venezolana de Televisión. Denunció que hay una "gran campaña mediática" que trata de pintar "el mundo al revés". "A Los que luchamos por la democracia verdadera nos llaman tiranos, y a los tiramos los llaman demócratas", agregó.

A su juicio, los gobiernos europeos utilizan mentiras y tergiversaciones de la derecha internacional para perjudicar a América Latina. "El Estado español es igual a los demás", denunció, pero al tiempo apostó por favorecer el entendimiento. "Somos almas que nos necesitamos pero, eso sí, en condiciones de igualdad, no con partes superiores".