Archivo de Público
Jueves, 10 de Septiembre de 2009

"Vamos a defender los puestos de trabajo"

El comité de empresa de la planta de Opel en Figueruelas, contrario a la eliminación de 1.600 empleos tras su venta a Magna

EFE ·10/09/2009 - 19:31h

El presidente del Comité de Empresa de la planta de General Motors (GM) en Figueruelas (Zaragoza), José Juan Arceiz, ha dicho a Efe que defenderá los empleos de la factoría española. La multinacional norteamericana ha decidido vender su negocio europeo al consorcio austríaco-canadiense Magna.

Esta opción es la que menos gustaba a los representantes de los trabajadores de Figueruelas, ya que plantea, entre otras cuestiones, reducir las plantillas de las factorías de GM en Europa en 10.400 empleos, unos 1.600 de ellos de la planta española, en la que trabajan 7.500 personas.

Por ello, Arceiz ha enfatizado a Efe: "Vamos a defender los puestos de trabajo" de la factoría española que, en su opinión, se defienden con criterios económicos y no políticos. "Esto era algo que se estaba esperando y hoy GM lo ha anunciado", ha añadido el presidente del comité, quien considera que todavía faltan distintos pasos y que el acuerdo definitivo para la adquisición "tardará en despejarse".

"Estamos dispuestos a discutir por todo"

Arceiz, al que la dirección de GM España le ha comunicado esta tarde los términos del acuerdo de venta, ha señalado que muy probablemente mañana se reunirá el Comité de Empresa para hacer una primera evaluación de este acuerdo de venta a Magna. Al respecto, ha adelantando que Magna debe tener en cuenta más los "términos económicos e industriales que los políticos".

El comité prefería la oferta de RHJ International, que planteó una reducción de plantilla menos perjudicial para la planta zaragozana

"Todo está por discutir y nosotros estamos dispuestos a discutir todo", ha resumido la situación el representante de los trabajadores de Figueruelas, donde se fabrican los modelos Corsa, Combo y Meriva y que este año se han visto afectados por tres expedientes de regulación de empleo ante la caída de la demanda.

El consejo de administración del consorcio automovilístico General Motors anunció hoy en Berlín su decisión de recomendar la venta del 55% al fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna y a su socio ruso Sberbank y mantener el 35% de las acciones. En un comunicado difundido por la central de GM Europa, se destaca, no obstante, que todavía será necesario resolver "en las próximas semanas" algunos puntos "importantes".

Entre ellos, la "confirmación por escrito de la representación laboral en la que se compromete a apoyar los necesarios ajustes de costes", así como el acuerdo definitivo sobre las ayudas financieras del Estado y los Länder alemanes.

New Opel

El 10% restante del capital de la nueva compañía, bautizada como New Opel, irá a manos de la plantilla, tal y como preveía la oferta inicial de Magna.

El comité de empresa de Figueruelas era más partidario de la oferta que había hecho por GM-Europa la firma RHJ International, filial del fondo de inversión estadounidense Ripplewood, ya que aunque planteaba también una reducción de plantillas tenía menos impacto para la factoría zaragozana.

En algunos momentos de la negociación, la representación sindical española llegó a pedir al Gobierno alemán que no presionara para favorecer a Magna, que ha sido siempre la opción de Berlín ya que no plantea cerrar ninguna planta de Opel en Alemania.