Archivo de Público
Jueves, 10 de Septiembre de 2009

La idea de subir el IVA gana fuerza en el Gobierno

Zapatero admite que revisará los impuestos indirectos. Expertos, sindicatos y consumidores ven razonable aumentar la presión fiscal

A. LARREA / A. ESTRADA ·10/09/2009 - 17:43h

Zapatero y Berlusconi, en la Cumbre bilateral celebrada en Italia, donde el presidente español anunció que subiría los impuestos indirectos. AFP

"Pido un pequeño esfuerzo para mantener nuestro nivel de protección social desde la coherencia de un Gobierno que ha bajado impuestos" y que ahora, "temporalmente, tiene que subirlos", reiteró ayer el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, en Italia. Su intención era justificar el plan de elevar hasta un 1,5% la presión fiscal (lo que se traduciría en unos 15.000 millones de euros), después de que el miércoles todos los grupos parlamentarios criticaran duramente su propuesta, unos por escasa y otros por excesiva.

En el marco de la cumbre hispano-italiana, el presidente intentó revocar esa soledad y dio una pista más sobre la reforma fiscal que presentará a los grupos parlamentarios en el proyecto de ley de Presupuestos para 2010, "no antes", informa Ana Pardo de Vera desde La Maddalena (Cerdeña). Zapatero admitió que el Ejecutivo trabaja en una revisión de todos los impuestos indirectos, que, además del gravamen sobre el tabaco, el alcohol y la gasolina, incluyen el IVA, Según dijo, también estudian la retirada de la deducción de los 400 euros y cambios sobre las rentas del capital, que tributan al 18%. Respecto al incremento del IVA, la vicepresidenta, Elena Salgado, precisó anoche que el Gobierno todavía no ha tomado la

La más baja de la UE

Zapatero sostiene que la crisis, el abultado déficit público y la convicción de no reducir el gasto social obligan a su Gobierno a subir los impuestos. Además, en España la presión fiscal se sitúa en el 32,6% del PIB, "de las más bajas de la UE". Para el presidente, la bonanza económica hizo "conveniente" bajar los impuestos, pero la situación ha cambiado y el Ejecutivo debe actuar en consecuencia.

OCDE: "Ningún país puede salir de la crisis sólo con más impuestos"

Ya en junio, aprobó un incremento de los impuestos que gravan el tabaco y los carburantes, con lo que espera recaudar más de 2.300 millones de euros adicionales, y el líder socialista insiste en que ha llegado el momento de que los ciudadanos hagan otro esfuerzo "temporal".

La oposición no comparte ese planteamiento. Anteayer, en el Pleno monográfico de Economía, el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, le espetó a Zapatero que pide "sacrificios" a la gente para que pague por los errores que ha cometido, mientras que ERC le instó a que "deje de hacer de Robin Hood".

CEOE dice que ningún país que sube los impuestos crece. Sindicatos, expertos y asociaciones de consumidores ven razonable el anuncio del presidente, pero con matices. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, señaló que Zapatero "se ha quedado corto", porque las necesidades "son el doble". El responsable del gabinete económico de CCOO, Miguel Ángel García, defiende una reforma estructural del sistema impositivo que incida en la lucha contra el fraude en las rentas empresariales y profesionales, la sustitución del sistema de módulos y una tributación progresiva del ahorro, con dos tramos (18% y 25%) .

Funcas calcula que cada punto extra de IVA supone 2.700 millones de euros

Jesús Caldera, vicepresidente de la Fundación Ideas del PSOE, considera que si el Gobierno decidiera tocar la imposición indirecta no deberían acusarle de regresividad, porque "en una situación de crisis consume más quien más renta tiene y, por tanto, paga más impuestos indirectos, por lo que desde ese punto de vista se podría decir que es progresivo". Jesús Ruiz-Huerta, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos, cree que "va a ser muy difícil no subir el IVA" si se quiere reconducir el déficit público. "Es fácil hacer la crítica a cualquier subida de impuestos", dice Ruiz -Huerta, "pero si queremos mantener el déficit en la buena senda no queda más remedio". El economista jefe de Cemex, Manuel Balmaseda, también espera una subida del IVA, y sugiere que podría ir acompañada de una rebaja de las cotizaciones sociales.

La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) calcula que cada punto que se suba el IVA supondrá un incremento de 2.700 millones de euros en la recaudación del Estado. Facua denuncia que cualquier maniobra perjudicará a las rentas más bajas, pero está de acuerdo con la necesidad de subir los impuestos para hacer frente al aumento del gasto social.

No opina lo mismo el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Angel Gurría, que ayer subrayó que "ningún país puede salir sólo con más impuestos".