Archivo de Público
Jueves, 10 de Septiembre de 2009

Gallardón se aferra a Bisbal y a la Cibeles como última esperanza para conseguir los Juegos

Corazonadas como setas, arte con chándal rosa y pachanga hortera resumen la original apuesta de la alcaldía madrileña para conquistar el fallo del COI en Copenhague

VERÓNICA VICENTE ·10/09/2009 - 13:49h

El alcalde de Madrid, Alberto Ruíz Gallardón, en su campaña para lograr que Madrid salga elegida sede olímpica de los Juegos 2016.EFE

Hace tan sólo una semana Gallardón se llevaba el primer varapalo al hacerse público el informe del Comité Olímpico Internacional (COI) sobre las aspirantes a sede de las Olimpiadas de 2016. Para disgusto del alcalde, la candidatura de Madrid se quedó de las últimas, junto con Chicago, para lograr ser la próxima sede de los Juegos.

No será porque el dirigente conservador no le haya puesto entusiasmo a la campaña olímpica. Gallardón no sólo ha tenido decenas de 'corazonadas' repartidas como setas a lo largo y ancho de la capital, sino que incluso llegó a ponerle un chándal rosa a las mismísimas Meninas de Velázquez con la intención de contagiar el espíritu olímpico al arte clásico.

A menos de un mes para que se decida en Dinamarca qué ciudad acogerá los Juegos Olímpicos de 2016, el sentido del gusto del alcalde -o el de los organizadores de la campaña- para el siguiente evento que pretende convencer a todos de la necesidad de ser sede olímpica sigue el mismo camino que sus anteriores ideas 'felices'.

La mejor música

La mezcla promete ser explosiva: un mosaico humano de dimensiones históricas  acompañado de un bailoteo de Bisbal son el cóctel que la alcaldía ha elegido para promocionar la campaña olímpica el próximo día 27 en la plaza de Cibeles a partir de las seis de la tarde. El acto lleva el lema del 'Día de la Corazonada'.

Los asistentes a la jornada 'feliz' organizada por la alcaldía recibirán un regalo y podrán hacerse fotografías conmemorativas para el mosaico en cuestión. Y un poco más tarde, a las 20 horas, comenzará el concierto de David Bisbal, momento que aprovechará para presentar oficialmente su nuevo disco.