Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

91-75. El Unicaja sin ambición sucumbe en Turquía pensando en el Real Madrid

EFE ·05/12/2007 - 17:48h

EFE - El jugador del Efes Pilsen Andre Hutson (d) lucha por el balón con el jugador del Unicaja Málaga, Jiri Welsh (i), durante su encuentro de la Euroliga, disputado hoy en el Abdi Arena de Estambul.

El Unicaja sucumbió claramente en Estambul (Turquía) ante el Efes Pilsen por 91-75, aunque continúa en los puestos de privilegio del grupo B. El equipo malagueño no opuso resistencia frente a un conjunto turco que necesitaba la victoria para no tener problemas con vistas a la clasificación para el Top-16.

El Unicaja no respondía y el Aris, muy meticuloso en sus acciones, dispuso de una ventaja de siete puntos 83-76, minuto 38. El conjunto malagueño parecía roto pero por dos veces con dos triples de Marcus Haislip 83-80 y de Cabezas 87-83, buscaba la reacción y la victoria, pero no pudo ser. Al final 87-83.

El Unicaja le duró al Efes Pilsen los primeros ocho minutos. Los que aguantó el pívot puertorriqueño Daniel Santiago, con sus puntos, quince en el primer cuarto. El equipo malagueño naufragó por completo al ser ocho jugadores profesionales los que utilizó el técnico italiano, Sergio Scariolo.

Además el Unicaja no se jugaba nada en el encuentro, el orgullo, porque a nadie le gusta perder, ya que la clasificación para el Top-16 está prácticamente conseguida. Quizás, este dato, pudo relajar a los jugadores cajistas o la mentalización no fue la misma que si hubiera habido en juego algo importante.

El Efes Pilsen, que no podía perder, para continuar con opciones de seguir en la competición, salió muy motivado, con una fuerte defensa, que descentró continuamente al Unicaja. Únicamente pasó algún peligro hasta el minuto 7, cuando el conjunto malagueño se puso por delante 16-17, pero sus hombres altos como Kuqo y Woods, hacían daño en el juego interior, al igual que escolta estadounidense Drew Nicholas, desde la línea exterior.

Daniel Santiago mantuvo a su equipo en los primeros diez minutos 28-21, lo que aventuraba la debacle en el segundo periodo, que llegó con la máxima diferencia de 46-26 para el conjunto turco a falta de dos minutos para llegar al descanso. Los demás jugadores del Unicaja se repartían los puntos, pero escasos para intentar la remontada. El Efes Pilsen no frenó su ímpetu, quería imponer su ley y el marcador lo demostró 51-36 al descanso.

El encuentro no cambió de panorama en el tercer periodo. El Efes Pilsen espoleado por la clara diferencia y por la escasa resistencia del Unicaja, mantenía la ventaja. El cansancio de los jugadores visitantes era palpable y su mejor arma, la defensa, era blanda, escasa y sin respuesta afirmativa. La derrota era clara. No había nada que hacer y menos con la escasez de efectivos con lo que tenía que competir el equipo cajista.

Algunos intercambios de canastas, diversos puntos del Unicaja, más por la dejadez del Efes Pilsen, que por los aciertos, rebajó y enjugó algo la diferencia en el tercer cuarto 71-55. El equipo andaluz anotó diecinueve puntos en este periodo una cifra considerable para los problemas que tenía para anotar con la defensa del conjunto turco.

El Unicaja en el último y definitivo periodo intentó maquillar el resultado, que no fuera excesivamente abultado por aquello de la ilusión para afrontar el compromiso del próximo sábado de la Liga ACB contra el Real Madrid, que verdaderamente es el importante y donde se juega sus últimas opciones de disputar la Copa del Rey de Vitoria. Al final 91-75.

Ficha Técnica:

91 - Efes Pilsen (28+23+20+20): Gonlum (10), Penn (15), Nicholas (16), Gregory (3), Kuqo (13) -cinco inicial-, Woods (10), Wright (5), Arslan (11) y Hutson (8).

75 - Unicaja Málaga (21+15+19+20): Cabezas (5), Rodríguez (2), Jiménez (2), Welsch (13), Santiago (25) -cinco inicial-, Popovic (3), N?Dong (5), Kus (11) y Chilinsky (9).

Árbitros: Jungebrand (FIN), Chiari (ITA) y Ryzhyk (UCR).