Jueves, 6 de Diciembre de 2007

Zapatero: "No sería creíble decir que hemos llegado a la unidad"

El presidente del Gobierno vuelve a rechazar cualquier "expectativa de diálogo" con ETA

ANA PARDO DE VERA ·06/12/2007 - 07:30h

EFE - José Luis Rodríguez Zapatero y Romano Prodi, a su llegada ayer a la plaza Plebiscito de Nápoles, antes de la XV Cumbre Bilateral Italo-Española.

José Luis Rodríguez Zapatero recibió ayer dos noticias a su llegada a Nápoles: la detención de dos de los tres presuntos autores del atentado terrorista del sábado en Francia y la muerte de Fernando Trapero, el guardia civil herido gravemente en este doble crimen en el que falleció en el acto su compañero Raúl Centeno.

El presidente del Gobierno, entre felicitaciones a la policía francesa y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado españolas y agradecimientos al Ejecutivo de Francia por su apoyo, hizo un llamamiento a la unidad de los partidos “para que la lucha contra el terrorismo esté fuera de la discusión política” y descartó tajantemente cualquier “expectativa de diálogo” con ETA.

Zapatero, que asistió en la Nápoles a la XV Cumbre Bilateral Italo-Española, no demostró, sin embargo, el optimismo de otras ocasiones cuando se le preguntó si considera que los españoles se creen la unidad que ahora pretenden aparentar los partidos políticos, en especial, PSOE y PP. Recuperar la unidad, razonó el jefe del Ejecutivo, “exige trabajo, tiempo y voluntad y los ciudadanos desean que todos vayamos en esa dirección”.

Duelo y advertencia

Para el presidente español, pretender que años de confrontación política con la materia antiterrorista como arma arrojadiza se diluyan en una manifestación como la del martes no es realista, y así lo dio a entender en la rueda de prensa conjunta con el primer ministro italiano, Romano Prodi: “Tengo la esperanza razonable de que esa unidad se recupere poco a poco. No sería creíble para los ciudadanos decirles que hemos llegado ya a ella, después de que llevemos unos años de disputa evidente”.

Mientras Zapatero confirmaba las detenciones de dos de los tres supuestos etarras que atentaron el sábado, llegó a Nápoles la fatal noticia de la muerte de Fernando Trapero.

Triste y con una inusual dureza en la voz, el presidente del Gobierno, tras manifestar sus condolencias a los familiares, amigos y compañeros de Trapero, enarboló la contundencia del Estado de derecho para advertir a los terroristas. “El Estado de derecho ha dado una respuesta rápida y ejemplar con la detención de estos dos presuntos autores –explicó Zapatero–, y esto es lo que les espera a todos los miembros de ETA, porque el Estado democrático es superior en todos los órdenes”.

El presidente del Gobierno auguró la misma suerte para el tercer terrorista que la de los dos detenidos ayer en Francia. “Puedo asegurar –manifestó– que todo el peso de la ley y de la justicia caerá sobre ellos para siempre”.

Cada cosa, “a su tiempo”

Zapatero no pudo evitar en Nápoles la pregunta sobre su continuidad como candidato a la presidencia del Gobierno por tercera vez. La caja de los truenos la había destapado el día anterior el ex ministro de Defensa, José Bono, cuando en la presentación del libro Zapatero, el rojo, de Esther Jaén y Juan Carlos Escudier, hizo pública su intuición de que el presidente no repetirá como candidato del PSOE después de 2008.

El jefe del Ejecutivo –en medio de las sonrisas y comentarios irónicos de los ministros españoles asistentes a la cumbre, sentados en primera fila- ni siquiera se refirió a Bono. Sólo dijo: “Mi mayor esfuerzo y energía está volcado en la lucha contra terrorismo” y pidió que cada cosa se tratase “a su tiempo”, aunque confesó que siempre le ha dicho al secretario de Organización, José Blanco, que él es un compañero “siempre a disposición del partido”.

 

LAS CLAVES DE LA XV CUMBRE ITALO-ESPAÑOLA
Plena sintonía y colaboración con la Italia de Prodi

A. Dos presidentes, ocho ministros // La XV Cumbre Bilateral Italo-Española se desarrolló en Nápoles con reuniones entre los presidentes de ambos países, José Luis Rodríguez Zapatero y Romano Prodi, y los ministros de España e Italia de Asuntos Exteriores, Defensa, Fomento e Industria. A última hora, se canceló la asistencia de los dos titulares de Justicia. Es la segunda de este año y la cuarta entre Zapatero y Prodi.

B. Cooperación // En la cumbre se acordó intensificar la cooperación hispano-italiana en los países en donde ambas naciones tienen desplegadas misiones de paz –Afganistán, Líbano y Kosovo–. La preocupación se centró, sobre todo, en esta última misión, a cuatro días de que los albanokosovares decidan sobre su independencia y la reacción de Serbia si se concreta el sí.

C. 'Autopistas del mar' // Italia y España firmaron un acuerdo para revitalizar el proyecto de las llamadas autopistas del mar entre ambos países, una red de servicios de transporte marítimo de corta distancia y que une Barcelona, Tarragona y Valencia con Génova, Livorno, Civitavecchia y Salerno. 

D. Asociación euromediterránea // Los presidentes de España e Italia profundizaron en la creación, junto a Francia, de una asociación euromediterránea que potencie la actividad y ayude financieramente a las pequeñas y medianas empresas (pymes) de esta área de la UE.

Noticias Relacionadas