Archivo de Público
Miércoles, 9 de Septiembre de 2009

El Ayuntamiento de Pozuelo prohibe el 'botellón' durante las fiestas

El consistorio ha tomado esta medida para "que incidentes tan graves y lamentables no vuelvan a producirse" en la localidad

PÚBLICO.ES/EFE ·09/09/2009 - 14:54h

EFE - Imagen tomada por una cámara de vídeo de los disturbios registrados este fin de semana en las fiestas de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón.

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón ha decidido adoptar medidas para impedir concentraciones destinadas al consumo de alcohol en la vía pública en todo el municipio, tras los sucesos del pasado fin de semana, en los que cientos de jóvenes atacaron a agentes de Policía.

El anuncio, en una nota del Consistorio, ya fue adelantado ayer por el alcalde, Gonzalo Aguado, y ha sido acordado hoy por la Junta de Gobierno para que se mantenga durante las actuales fiestas patronales, que terminarán el domingo próximo.

El Ayuntamiento ha comunicado la decisión a la Delegación del Gobierno en Madrid y a la Comisaría de Policía Nacional y de la Policía Municipal de Pozuelo para que la hagan cumplir.

La decisión de impedir las concentraciones destinadas al consumo de alcohol en la vía pública "tiene como finalidad que incidentes tan graves y lamentables como los ocurridos en Pozuelo el pasado fin de semana no vuelvan a producirse", según la nota municipal.

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón se va a personar en las actuaciones judiciales como perjudicado y se va a constituir, en su caso, en acusación particular, con la intención de ejercitar las acciones penales y civiles, así como las de orden administrativo en defensa del Ayuntamiento.

Gonzalo Aguado va a proponer a la Federación Madrileña de Municipios un acuerdo entre todas las ciudades y pueblos de la Comunidad para determinar un marco común que regule el "botellón" en las fiestas patronales.

Los altercados de Pozuelo se registraron en la madrugada del domingo y comenzaron cuando la Policía se dirigió a los jóvenes que hacían "botellón" cerca del recinto de las fiestas de la localidad después de un chico recibiera un botellazo.

Los jóvenes se enfrentaron a los agentes y ocasionaron violentos disturbios, y finalmente diez policías resultaron heridos, antes de que los agentes detuvieran a veinte personas, siete de ellas menores, todos los cuales han pasado ya a disposición judicial.