Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

Israel construirá más de 300 viviendas en Jerusalén

Cuando apenas ha transcurrido una semana de la conferencia de Annapolis, en la que israelíes y palestinos se comprometieron a buscar la paz antes de finales de 2008, Israel rompe con su compromiso.

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·05/12/2007 - 20:58h

Cuando apenas ha transcurrido una semana de la conferencia de Annapolis, en la que israelíes y palestinos se comprometieron a buscar la paz antes de finales de 2008, Israel ha autorizado la construcción de centenares de viviendas para colonos judíos en el sector ocupado de Jerusalén.

El nuevo proyecto prevé la construcción de 307 viviendas en el asentamiento de Har Homa, situado justo al sur de Jerusalén, en unas tierras que fueron expropiadas forzosamente a sus propietarios a principios de los noventa.

Los palestinos han pedido al presidente George Bush que detenga el proyecto pero la Casa Blanca ha optado una vez más por lavarse las manos y dejar que Israel continúe con su política de expansión en los territorios ocupados a pesar de todas las promesas en sentido contrario.

Un portavoz del departamento de Estado manifestó que Washington no se pronunciará sobre la nueva expansión israelí hasta conocer "más detalles" sobre este asunto. Pero en Israel se dijo que Jerusalén no forma parte de Cisjordania y por lo tanto los israelíes pueden construir en la ciudad santa a su antojo.

La expansión israelí en Jerusalén no se limita a Har Homa sino que afecta a prácticamente todos los barrios árabes que hay en la ciudad santa, dentro de un proyecto global tendente a cambiar la distribución natural de la población.

Los palestinos observan estas acciones con impotencia y no saben a quién recurrir, pues tanto Estados Unidos como la Unión Europea guardan silencio. El jefe de los negociadores palestinos, Saeb Erekat, denunció que la expansión israelí constituye la "mayor amenaza" para la creación de un estado palestino "independiente, viable y contiguo".

En Har Homa, cuyo nombre árabe es Yabal Abu Ganim, ya viven 4.000 colonos judíos. El asentamiento pretende cerrar un círculo sobre Jerusalén por la zona sur de la ciudad santa.

La construcción en Har Homa no comenzó hasta el año 1997, cuando era primer ministro Binyamin Netanyahu, y desde entonces el asentamiento ha visto multiplicarse su población con nuevos proyectos que han sido autorizados por los gobiernos de derecha y de izquierda indistintamente.

Mientras tanto, el ejército israelí mató ayer a dos milicianos de Hamas en la franja de Gaza e hirió a ocho civiles. En Belén una unidad encubierta del ejército mató a un policía palestino. Sólo en los últimos diez días, Israel ha matado a 30 milicianos en la franja de Gaza.