Archivo de Público
Martes, 8 de Septiembre de 2009

Llega a Berlín la aspirante a novia de Knut

EFE ·08/09/2009 - 20:48h

EFE - La osa polar Gianna retratada en el zoo de Hellabrunn, en Múnich (Alemania). El animal, de tres años, llegó este martes a Berlín, con motivo de unas obras en el zoo muniqués. Desde hace más de un mes, la prensa conjetura con la posibilidad de que Gianna y su famoso congénere Knut congenien, dado que ambos tienen una edad similar. EFE/Archivo

La osa Gianna, convertida por aclamación popular y mediática en aspirante a 'novia' del oso berlinés Knut, llegó hoy procedente de Múnich a Berlín, donde residirá durante varios meses mientras se completan unas obras en el parque zoológico muniqués.

Gianna llegó a la capital alemana junto a otros dos congéneres, Yoghi y Lisa, que también se convertirán en inquilinos del zoo de la capital.

Desde hace más de un mes, en que se conoció el traslado de los plantígrados a Berlín, los medios y la opinión pública han especulado con la posibilidad de que Gianna y Knut congenien, dado que ambos tienen una edad similar, tres años.

No obstante, según el cómputo animal de la edad, ambos mamíferos son aún unos adolescentes y no han alcanzado la madurez sexual.

Por el momento, los tres nuevos residentes de la capital alemana han sido trasladado al parque de Friedrichsfelde, en el este de la ciudad.

Está previsto que el primer encuentro entre Knut y Gianna tenga lugar la próxima semana, aunque los nuevos osos del zoo berlinés podrían ser presentados al público antes, según algunos medios.

Knut se ha convertido en un todo un símbolo de la capital alemana y en la estrella rutilante del zoo berlinés después de que, al poco de nacer, en diciembre de 2006, fuera repudiado por su madre y criado durante meses con biberón por su cuidador.

El fervor despertado por la historia del osito 'huérfano' disparó los ingresos por visitantes y venta de 'recuerdos' del zoo berlinés, que entró en conflicto con el de Neumünster, propietario de los derechos del padre de Knut, el oso Lars, y que reclamaba un porcentaje de los ingresos.

Finalmente, el zoo de la capital alemana zanjó la disputa al adquirir los derechos de su plantígrado estrella y ficharlo definitivamente, como si se tratara de una estrella del deporte, por 430.000 euros el pasado mes de julio.