Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

Garitano cree que Cádiz tiene una de las "tres mejores plantillas de Segunda"

EFE ·05/12/2007 - 21:26h

EFE - El defensa español del Racing de Santander, Pablo Pinillos (i), centra un balón ante el centrocampista español de la Real Sociedad, Gaizka Garitano (d).

El centrocampista de la Real Sociedad Gaizka Garitano ha afirmado hoy que el Cádiz, próximo rival del conjunto donostiarra en Anoeta, tiene una de "tres mejores plantillas de Segunda", por lo que le ve como un firme candidato al ascenso de categoría.

Garitano, que volverá al once titular por la baja de Markel Bergara, ha restado importancia a la irregularidad del conjunto andaluz en estos primeros meses de la temporada y ha augurado que según transcurra la Liga "irá hacia arriba" ya que ha conjuntado, en su opinión, un equipo "de mucha calidad y con recursos".

El jugador vizcaíno, en declaraciones realizadas tras el entrenamiento que ha tenido lugar en Zubieta, no ha querido profundizar en cuestiones extradeportivas a menos de un mes para las elección de un nuevo Consejo de Administración, aunque a la hora de repartir culpas por la precaria situación económica que vive la Real ha admitido que "también es responsabilidad de los jugadores por el descenso".

Los donostiarras han continuado hoy con la preparación del partido ante el Cádiz, encuentro que no llega en el mejor momento por la acumulación de bajas, tras confirmarse ayer la ausencia de Bergara, por una rotura fibrilar, y hoy la del central Ion Ansotegi que, por un esguince de rodilla, estará fuera de los terrenos de juego durante varias semanas, al igual que David Vaughan y Morten Skoubo.

El que tampoco jugará este domingo, al menos de inicio, es el guardameta internacional chileno Claudio Bravo, que ha pasado de titular indiscutible la pasada campaña a no disfrutar de ningún minuto de juego en la presente.

Bravo ha dicho hoy que está "tranquilo" a pesar de su ostracismo, ha admitido que ante el "gran nivel" que está mostrando Asier Riesgo no tiene motivo de queja y ha asegurado que seguirá trabajando para hacerle cambiar de idea a Chris Coleman.