Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

Los países no logran acuerdo sobre la legislación de las pensiones complementarias

EFE ·05/12/2007 - 21:50h

EFE - El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera.

La Unión Europea (UE) no logró hoy aprobar una normativa destinada a garantizar a los trabajadores la posibilidad de conservar sus pensiones complementarias al cambiar de empresa, algo que requería la unanimidad de los países.

Los requisitos para que el trabajador pueda adquirir esos derechos fueron el punto en el que los países no lograron ponerse de acuerdo, fundamentalmente por la oposición de Alemania y Holanda.

La directiva de portabilidad de pensiones complementarias, que España apoyaba y sobre la que esperaba un acuerdo hoy, pretende conseguir que los trabajadores puedan conservar las pensiones complementarias adquiridas en su antigua empresa cuando cambian de empleo.

Alemania se mantuvo firme en su defensa de la necesidad de fidelizar a los trabajadores con su empresa y no aceptó que estos pudieran optar a esas pensiones a partir de los 23 años, como había propuesto Portugal, país que preside la UE este semestre.

Tampoco apoyó fijar en veinticuatro meses el tiempo mínimo en que el empleado debe permanecer en la misma empresa para adquirir el derecho a transferir esas pensiones.

Al tratarse de un asunto de Seguridad Social el acuerdo de hoy sólo se podía aprobar por unanimidad.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, afirmó durante un debate público que la Directiva podía significar "un paso más en el avance hacia el modelo social europeo".

Aunque señaló que España daba su visto bueno al considerar la propuesta de directiva "satisfactoria", Caldera se mostró partidario de "un compromiso más ambicioso" para facilitar al máximo la conservación de las pensiones complementarias por parte de los trabajadores.

También respaldó el texto hasta el último momento el comisario europeo de Empleo, Vladimir Spidla, quien subrayó la necesidad de adoptar con urgencia esta normativa para permitir a los trabajadores cambiar de empresa sin perder sus derechos a pensiones.

Spidla destacó la importancia de que los europeos conserven sus derechos adquiridos: "En la vida moderna de inestabilidad sólo hay dos certezas para el trabajador: la muerte y la pensión".

Las "pensiones de empresa complementarias" están muy extendidas en países como Holanda o Alemania, pero tienen poca presencia en España y otros Estados miembros.

En la actualidad hay una gran diversidad de esquemas en la UE, de manera que en algunos países se obliga a los trabajadores a quedarse en la empresa durante un largo periodo para poder acceder a esas pensiones, o se da un trato peor a los empleados que se marchan de la sociedad.