Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

La tentación está en el riesgo

El Primavera Club reúne en Barcelona a artistas rupturistas y de calidad como Thurston Moore, Earth o Von Südenfed.

JESÚS MIGUEL MARCOS ·05/12/2007 - 20:04h

Von Südenfed, la alianza entre Mouse on Mars (la pareja de la izquierda) y el ínclito Mark E. Smith. PÚBLICO

El Primavera Club nació el año pasado como hermano pequeño del Primavera Sound, que junto al Summercase es el macrofestival de música independiente más importante de Barcelona. La excepcional respuesta de público que ha tenido este evento en los últimos años animó a los organizadores a montar otro festival en diciembre, con una misma filosofía artística pero con su propia singularidad.

La programación del Primavera Club, cuyos principales conciertos se celebran mañana viernes y el sábado, es más reducida que la de su hermano mayor. Los conciertos, además, se celebran en recintos cerrados –el Auditori y la sala Apolo–, con lo que el sonido y las condiciones para disfrutar de la música son mejores. 

Público inquieto

Los artistas, en cambio, podrían intercambiarse con los del Primavera Sound sin ningún problema. Con una salvedad: aquí no hay cabezas de cartel de renombre. Son grupos que no movilizan a grandes masas, pero sí a ese público inquieto que lee revistas especializadas, que le gusta descubrir nuevos sonidos y bandas o que, sencillamente, quiere estar a la última.

Sólo hay que echar un vistazo a la programación de este año para darse cuenta de las dos coordenadas que configuran el cartel: la calidad y el riesgo. Riesgo, sobre todo, por meter en un auditorio para más de 3.000 personas a grupos que por separado no llenarían una sala de 1.000 asistentes.

Formados en Seattle en 1990, Earth (viernes, 20.30 horas) es el nombre más sorprendente del cartel. Su poder de influencia sobre otros grupos sólo es comparable a su leyenda. Dylan Carlson, líder de la formación, fue uno de los mejores amigos de Kurt Cobain. Al parecer, compró el arma con la que luego se suicidaría el cantante de Nirvana. Su música, dominada por el tenebrismo y la oscuridad de drones infinitos y abismales, llevó al doom metal a sus vertientes más psicodélicas y ralentizadas.

Thurston Moore (sábado, 22.00 horas), cantante y guitarrista de Sonic Youth, cuenta con una voluminosa discografía en solitario. En su último disco, Trees Outside the Academy, deja a un lado las guitarras eléctricas y muestra su cara más acústica y folk. Una gran oportunidad para ver a Thurston Moore en una pose distinta al papel de guitar hero que desempeña con los Youth. 

El tercer nombre indispensable de este Primavera Club es Liars (viernes, 22.00 horas), un asalvajado trío norteamericano que practica una especie de rock esquizofrénico y primitivo, que lo mismo suena a descarga punk que a elucubración experimental. La energía desbocada que desprenden en sus discos de estudio no es nada, dicen, al lado del desmadre de sus conciertos.

Doom metal, indie rock, punk experimental... La variedad estilística es constatable, como demuestra la participación de Kode9 & The Spaceape –junto a Burial, máximos representantes del género del momento, el dubstep–, Von Südenfed –la jugosa alianza entre Mouse on Mars y Mark E. Smith (The Fall), punk electrónico a destajo–, Deerhunter –rock atmosférico desde Atlanta–, los murcianos Schwarz –post-rock onírico– o Ruizpantaleón –electrónica orgánica–. El precio del abono para el fin de semana y con acceso a las dos salas de conciertos es de 40 euros. Todo un menú degustación.

PROGRAMA DE MANO


VIERNES 7

AUDITORI
19.00 Bracken
20.30 Earth
22.00 Liars

APOLO
00.45 The Ponys
02.30 Von Südenfed

SÁBADO 8

AUDITORI
19.00 Joseph Arthur
20.00 Deerhunter
22.00 Thurston Moore

APOLO
00.45 Bishop Allen
02.30 Kode9 & The Spaceape