Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

La Audiencia Nacional decreta el archivo de la causa reabierta a Otegi por homenaje a un etarra

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional rectifica la reapertura del juez Marlaska, quien también había sobreseído el caso en primera instancia

EFE ·05/12/2007 - 20:41h

Arnaldo Otegi ante una gran pancarta con la imagen del etarra Arkaitz Otazua, muerto al perpetrar un atentado contra una patrulla de la ertzaintza, durante el homenaje que se le rindió en septiembre de 2003.

La Audiencia Nacional ha decretado el sobreseimiento de la causa que el juez Fernando Grande-Marlaska reabrió en junio, tras haberla archivado en marzo, para investigar al portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, y a otros 22 miembros de la izquierda abertzale por un supuesto homenaje al etarra Arkaitz Otazua.

Así lo acuerda la sección segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en un auto en que el que estima los recursos que interpusieron la Fiscalía y los abogados defensores contra la reapertura de esta causa.

De este modo, la Sala decide revocar el auto de reapertura de este procedimiento dictado por Grande-Marlaska el 1 de junio, "manteniendo la vigencia del sobreseimiento provisional", que este mismo magistrado había decretado meses antes, el pasado 23 de marzo. Tras haber archivado esta investigación a petición de la Fiscalía, Grande-Marlaska pidió el 12 de abril a una televisión el vídeo de la manifestación celebrada en Bilbao el 20 de septiembre de 2003 al término de la cual Otegi y los otros 22 imputados supuestamente homenajearon al etarra, muerto días antes en un tiroteo con la Ertzaintza en el Alto de Herrera (Álava).

Nueva prueba  sin validez

El magistrado justificó su decisión de solicitar este material, tras archivar la causa, en que supo de su existencia cuando la acababa de sobreseer, y consideró que ese nuevo elemento podría servir para probar la celebración de dicho homenaje y, por tanto, la comisión de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

Una vez recibido este vídeo, Grande-Marlaska acordó en junio reabrir la causa, decisión que, según la Sala, no puede ser acordada de oficio en la fase de preparación de juicio sino que "sólo lo puede hacer a instancia de parte".

El tribunal reprocha además a Grande-Marlaska que, "de facto, sin acordar previamente la reapertura del procedimiento dejando sin efecto el auto de sobreseimiento provisional", ordenó nuevas diligencias como pedir la grabación de la manifestación.