Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

El Fondo de Garantía Inversiones pide reparación de daños y lucro cesante por 70 millones de euros

EFE ·05/12/2007 - 12:49h

EFE - En las semanas finales del juicio de Gescartera, tan sólo 80 inversores han pedido la responsabilidad civil para los acusados en el escándalo financiero por un montante superior a los 37,05 millones de euros. En la foto, los acusados durante el juicio.

La Gestora del Fondo de Garantía de Inversiones ha pedido hoy en el juicio oral por Gescartera no sólo el perjuicio, sino el "lucro cesante" para los afectados por este escándalo financiero, cuya responsabilidad civil cifró en 11.559 millones de pesetas (69,71 millones de euros).

Esta cantidad, según explicó su letrado Álvaro Lobato ante el tribunal de la Audiencia Nacional, se basa en el informe pericial del Banco de España y representa las aportaciones totales netas de los clientes.

El Fogain es una de las ochenta acusaciones particulares que se han mantenido hasta el final de esta vista oral y pide, concretamente, una responsabilidad civil de 25.485.473,90 euros, que se corresponde con las indemnizaciones pagadas a la mayor parte de los 4.005 clientes de la agencia de valores, después de su intervención en 2001 por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Alternativamente, el Fogain también solicitó al tribunal que la reparación para todos los clientes de Gescartera, en concepto de responsabilidad civil, en vez de los casi 70 millones indicados, estaría en los 14.500 millones de pesetas (87,14 millones de euros), el montante de la "desaparición irregular" de fondos que generó el déficit patrimonial en Gescartera.

Al igual que la Fiscalía Anticorrupción, el Fogain junto a otras acusaciones particulares que intervinieron hoy pidieron la responsabilidad civil subsidiaria de Caja Madrid Bolsa y de La Caixa.

A juicio de Álvaro Lobato, en el caso de Caja Madrid Bolsa, "estamos ante una infracción del deber" porque, aunque había un contrato de "subcustodia de valores" entre la entidad financiera y Gescartera, quien ejercía el depósito de los títulos o acciones de los clientes era Caja Madrid.

Por eso, según el representante del Fogain, "quien participa de una acción de riesgo está obligado a indemnizar los daños que genera", dado que ha habido "una omisión del deber de cuidado para evitar el daño a otro".