Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

Rovi aterriza en bolsa con una caída del 1,56 por ciento

EFE ·05/12/2007 - 15:06h

EFE - El presidente de los Laboratorios Farmacéuticos Rovi, Juan López-Belmonte (c), y los miembros de la junta directiva, posaron hoy en la Bolsa de Madrid, después de que Laboratorios Rovi aterrizara en el parqué español con una caída del 1,04 por ciento.

Laboratorios Rovi, protagonista del noveno debut bursátil del año, aterrizó hoy en el parqué español con una caída del 1,56 por ciento, al cerrar en 9,45 euros frente a los 9,60 euros pagados por los inversores en la oferta pública de venta (OPV), reservada exclusivamente a institucionales.

Tras fijar su primer precio en 9,50 euros, las acciones de Rovi se mantuvieron siempre a la baja y oscilaron entre 9,60 y 9,45 euros.

Durante la sesión, los operadores intercambiaron 4,17 millones de acciones de la compañía, que se anotó la décima mayor caída del mercado, por valor de 39,6 millones de euros.

La empresa farmacéutica llega al mercado en un momento de alta volatilidad, lo que, no obstante, no ha impedido que este año vaya a cerrar con un nuevo récord de salidas a bolsa, con un total de once.

Ante este panorama, Laboratorios Rovi fijó el precio definitivo de su colocación en 9,60 en euros, en la parte baja de la banda de precios orientativa y no vinculante establecida en el folleto de su opv (9,20 y 10,60 euros) y que le otorgaba una valoración inicial de 477 millones de euros.

Tras el ya tradicional toque de campana "virtual" con el que el mercado da la bienvenida a las nuevas cotizadas, el presidente la firma, Juan López-Belmonte, aseguró no sentirse preocupado por el mal comienzo bursátil de la compañía porque, aseveró, las farmacéuticas son valores "seguros", al tiempo que recordó que la bolsa no atraviesa por un buen momento.

El presidente de Rovi auguró un recorrido al alza para su empresa porque ésta cuenta con "ideas, proyectos y talento" para cumplir sus objetivos de crecimiento y seguir generando valor.

La OPV reportará a López-Belmonte, que vendió 17,3 millones de acciones equivalentes al 34,78 del capital de la compañía, más de 166 millones de euros, dinero que, en principio, pondrá a disposición de la empresa, que en su expansión internacional tiene pensado el asalto al mercado estadounidense, para lo que tendrá que hacer "deberes nuevos".

En el proceso de colocación de Rovi, CajaGranada se ha hecho con el 3,75 por ciento de la farmacéutica, un porcentaje que, según afirmó durante el acto de la salida a Bolsa el presidente de la entidad financiera, Antonio-Claret García, quieren aumentar hasta el 5 por ciento.

A las acciones vendidas por López-Belmonte habría que añadir los 2,6 millones de títulos (5,21 por ciento) reservados a las entidades colocadoras de la operación, opción que de ejecutarse supondría la salida al mercado del 39,99 por ciento del capital de Rovi.

Con su salida a Bolsa, la compañía farmacéutica pretende diversificar su patrimonio, así como facilitar el acceso de la empresa a los mercados de capitales para financiar su crecimiento y potenciar el prestigio, la transparencia y su imagen de marca.

La empresa, que tiene previsto repartir entre el 30 y el 40 por ciento de su beneficio en dividendos, obtuvo en los nueve primeros meses del año un resultado neto de 19,2 millones de euros, un 147 por ciento más que en el mismo periodo de 2006.