Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

Consejo inédito de Interior y Trabajo debatirá las medidas sobre la inmigración

EFE ·05/12/2007 - 18:20h

EFE - El comisario europeo de Empresa e Industria, el alemán Guenter Verheugen (izq), y el comisario europeo de Mercado Interior, el irlandés Charly McCreevy (dcha), en una rueda de prensa sobre la estrategia de la Comisión Europea.

Los ministros de Trabajo e Interior de la UE celebrarán mañana una reunión, inédita hasta ahora, en la que analizarán varias propuestas de la Comisión Europea para promover la inmigración legal y combatir el empleo de inmigrantes ilegales.

El Consejo de Ministros de Interior ya ha comenzado a debatir las diferentes medidas durante los últimos meses, pero el objetivo de la presidencia portuguesa es que los titulares de Trabajo se sumen a la discusión para tratar la cuestión de acuerdo con las necesidades de los mercados laborales.

En un mismo gobierno, "puede ser que el ministro de Trabajo sea menos restrictivo y que el de Interior sea más", explicaron fuentes diplomáticas para explicar que una de las razones de la reunión puede ser unificar criterios dentro de los propios países.

La reunión no tomará decisiones pero sí ofrecerá "una guía política" sobre cómo gestionar los flujos migratorios hacia la UE, cuya reducción en un futuro próximo "no es probable", según indicó hoy la Comisión Europea en un comunicado.

La inmigración se ha convertido desde la pasada década en el mayor factor de cambio demográfico en la Unión Europea, y en los últimos cinco años ha tenido un saldo neto anual de 2 millones de llegadas a territorio comunitario.

Una de las propuestas de la CE que se tratarán mañana será la creación de una "tarjeta azul" para hacer la Unión Europea más atractiva para los inmigrantes muy cualificados, que podrían desplazarse por todo el territorio comunitario.

También se debatirá la propuesta de lanzar una "ventanilla única" para que los inmigrantes legales recién llegados puedan solicitar de una sola vez un permiso de residencia y trabajo válido para toda la Unión Europea.

Ambas ideas, lanzadas por la Comisión en octubre, tuvieron una acogida bastante favorable entre los ministros del Interior de noviembre pasado, aunque algunos países -sobre todo Alemania y Austria- mostraron más escepticismo.

Sin embargo, la postura alemana ha evolucionado en las últimas semanas, según las fuentes diplomáticas.