Archivo de Público
Viernes, 4 de Septiembre de 2009

Matanza en un centro para drogadictos en Ciudad Juárez

Un grupo de sicarios asesina a 18 pacientes en la ciudad más violenta de México

SERGIO RODRÍGUEZ ·04/09/2009 - 08:00h

Jesús Alcazar / AFP - Una de las familiares espera fuera del centro de rehabilitación.

Horas después de que el Presidente de México, Felipe Calderón, convocara urgentemente a toda la clase política para tomar medidas contra la crisis económica, social y política que vive el país, un comando de sicarios asesinó a 18 jóvenes en un centro de desintoxicación, el Aliviane, situado en Ciudad Juárez, en el Estado de Chihuahua.

Los asesinos, 15 según fuentes oficiales, accedieron al recinto violentamente a bordo de varias furgonetas negras y pusieron en fila a más de 20 personas en uno de los pasillos del centro. Una de ellas intentó escapar y la asesinaron. Instantes después, decidieron fusilar a todos los rehenes. Sin embargo, según las autoridades, cinco consiguieron salir vivos de la masacre, pero se encuentran en estado de salud completamente crítico.

El secretario de Seguridad Pública de Chihuahua, Víctor Valencia, admitió que el nuevo ataque "ha impactado a las familias y a la sociedad en general". "Este es un Estado que está inmerso en una crisis no sólo de seguridad pública, sino también de valores y de falta de respeto a la legalidad", afirmó.

Este es el segundo caso en lo que va de año en que hombres armados entran en un centro de rehabilitación de drogadictos en Ciudad Juárez para asesinar a varios internos. El pasado 1 de junio, cinco hombres murieron y otros tres resultaron heridos en un ataque a otro centro de desin-toxicación.

En un informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública (CCSP), Ciudad Juárez aparece como la ciudad más violenta del mundo. "En 2008, Ciudad Juárez tuvo una tasa de 130 homicidios por cada 100.000 habitantes, mientras que Caracas, Venezuela, ocupó el segundo puesto, con 96 homicidios, y Nueva Orleans, EEUU, el tercero con 95", aseguranen el informe.

5.000 soldados desplegados

El Ejército llegó a principios de año a la urbe mexicana. Y llegó para quedarse por mucho tiempo. Actualmente, hay más de 5.000 soldados movilizados y cerca de 6.000 policías federales que intentan velar por la seguridad de los ciudadanos y acabar con el cártel de Juárez, que es el que controla la ciudad pese a que se está disputando el control de la zona con otro cártel, el de Sinaloa.

A pesar de todo, no se han producido detenciones importantes ni tampoco actuaciones en contra de alcaldes y funcionarios de gobiernos corruptos, como sí ocurrió en el Estado de Michoacán recientemente.

Juaritos, que es como se llama a Ciudad Juárez, parece el escenario de una guerra civil y guarda toda la estética de una ciudad sitiada. Hay filas infinitas de tanques por cualquier rincón de la ciudad y decenas de soldados apuntando con sus armas en todas direcciones.