Archivo de Público
Jueves, 3 de Septiembre de 2009

Salgado descarta tocar las Sicav

El Gobierno tiene ya decidido eliminar completamente la deducción de 400 euros en el IRPF

G. L. A. / P.G. ·03/09/2009 - 14:25h

Las sociedades que utilizan los más ricos para canalizar su ahorro, las llamadas Sicav (el acrónimo de Sociedades de Inversión Mobiliaria de Capital Variable), no verán modificada su tributación en el ajuste fiscal que prepara el Gobierno para 2010, según apuntó ayer la vicepresidenta económica, Elena Salgado, quien, no obstante, evitó dar más pistas sobre los futuros cambios en los impuestos.

Las Sicav están incluidas entre los fondos de inversión y soportan el mismo gravamen que éstos, un 1%. Esta baja fiscalidad, frente al 30% que soportan las empresas o el 43% que grava las rentas más altas en el IRPF, es la que explica su éxito entre las grandes fortunas.

El tratamiento de estas sociedades se ha colocado en el centro del reciente debate sobre el aumento de impuestos a las personas con más ingresos. Los grupos de izquierda y algunos expertos defienden una elevación de su gravamen, una opción que el Gobierno no contempla, a tenor de lo manifestado ayer por Salgado.

La vicepresidenta argumentó que la fiscalidad de las Sicav es mayor que la que existe en otros países europeos para los instrumentos de inversión colectiva. En Alemania, Austria, Francia, Holanda, Italia o Irlanda este tipo de sociedades está exento de tributar, o tiene tipos cero, y sus socios soportan unos impuestos suaves. Más aún, Salgado señaló que el Gobierno socialista "ha aprobado medidas para un mayor control de estas instituciones de inversión colectiva". La regulación de las Sicav se modificó en 2005, para reforzar el control de la CNMV sobre las mismas, una medida fuertemente criticada por los inspectores de Hacienda, que la consideran prácticamente un blindaje frente al fisco.

Elena Salgado evitó ir mucho más allá en la explicación de los próximos cambios fiscales, salvo incidir en que no se subirá la tarifa del IRPF ni el Impuesto sobre Sociedades, como adelantó Rodríguez Zapatero, y en que a muchos impuestos "los vamos a dejar tal como están". Los cambios se anunciarán cuando se presente, a final de mes, el proyecto de Presupuestos del Estado para 2010. "Todo está en estudio", insistió.

Decisión tomada

Algo ya se ha acordado: La deducción de 400 euros en el IRPF,la primera de las medidas anticrisis puesta en marcha en 2008, desaparecerá el 1 de enero de 2010. Es, según explicaron a Público fuentes gubernamentales, la única decisión tomada ya sobre el ajuste fiscal previsto para el próximo año.

Hasta ahora, el Gobierno venía manejando la opción de limitar los beneficiarios de la deducción a las personas con rentas medias o bajas, inferiores a 24.000 euros. "Ahora desaparecerá casi igual que nació", comentaron las fuentes consultadas. Su supresión supondrá un notable alivio para las arcas de Hacienda: el ahorro será de unos 6.000 millones de euros. "Es una deducción que casi nadie nota [en el mejor de los casos, reduce 30 euros la retención del IRPF en la nómina]; y que tampoco se va a notar si se quita", señalaron.