Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

La Vuelta regresa al Angliru, el Olimpo del ciclismo español

EFE ·05/12/2007 - 14:04h

EFE - Algunos de los ciclistas que participarán en la próxima Vuelta Ciclista a España 2008, durante el acto de presentación de la carrera celebrado hoy en Madrid.

Cinco años después de la última conquista de la cima del Angliru protagonizada por Roberto Heras, la Vuelta regresa al Olimpo del ciclismo español, la temida cima asturiana "a ras del cielo" que marcará el desarrollo de la ronda española, cuyo recorrido de la edición 2008 fue hoy presentado en Madrid.

El llamado Mortirolo español, en comparación con la no menos mítica cima italiana, donde el ciclismo, dicen, se hace inhumano, recibirá al pelotón de la Vuelta en la decimotercera etapa del día 13 de septiembre. Un número que para más de uno será de muy mala suerte, ya que esperará un suplicio de 12,5 kilómetros de ascenso, con pendientes máximas del 23,5 por ciento y un total de 1255 metros de desnivel hasta alcanzar 1570 metros de altitud, donde el aire da esquinazo a los pulmones del corredor.

Considerado como uno de los puertos más duros del ciclismo mundial junto al citado Mortirolo y el Zoncolan, también en Italia, empezó a escribir su historia en la Vuelta en 1999, cuando el inolvidable Chaba Jiménez tuvo el honor de estrenar la cima tras aparecer en medio de la niebla, como por arte de magia, y adelantar al ruso Pavel Tonkov en los metros finales.

Un año después, en 2000, el italiano Gilberto Simoni, otro escalador de postín, sucedió en el palmarés al Chaba y finalmente, Roberto Heras, de la escuela de grandes "grimpeurs", cerró la nómina de conquistadores del Angliru en 2002. Hazañas en un escenario donde el ciclismo es sinónimo de infierno y ofrece laureles de oro puro.

La Cueña, Les Cabres y Cobayos son algunos nombres habituales en la toponimia local que pasaron a formar parte de la leyenda del Angliru, lugar que fue descubierto para el ciclismo en 1999 por el asturiano Miguel Prieto, entonces director de información de la ONCE.

Después de realizar una visita a El Gamonal, Prieto se puso en contacto con la organización de la Vuelta y propuso en ascenso del Angliru como punto final de una etapa.

La carta de Prieto a la organización decía: "Existe en Asturias, en plena Sierra del Aramo, en el Municipio de Riosa, a cerca de 15 kilómetros de Oviedo, una montaña ...... que las retinas de los telespectadores jamás la olvidarían. Lo mismo que se dice que Los Lagos de Covadonga podrán ser la equivalencia española al Alpe d'Huez francés, la Gamonal podría equipararse e incluso, sin exagerar, superar al "Mortirolo" italiano".

Enrique Franco, presidente de Unipublic, tomó nota para incluir en la prueba una jornada del prestigio de los también míticos Lagos de Covadonga. En 1997 el Ayuntamiento de Riosa se preocupó en arreglar la carretera y en 1999 el Angliru ofreció el primero de sus enormes espectáculos.