Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

La DIA confía en que la reforma penal y la política de la DGT permita bajar de 3.000 muertos en 2007

EFE ·05/12/2007 - 16:13h

EFE - Imagen de un accidente de circulación.

La Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA) confía en que la reforma del Código Penal en materia de seguridad vial y las políticas de la Dirección General de Tráfico (DGT) permitan terminar el presente año con una cifra de muertos en las carreteras españolas inferior a los 3.000.

El presidente de DIA, Francisco Canes, ha considerado hoy en rueda de prensa que el objetivo debe ser disminuir el número de fallecidos en las carreteras, pues sería la primera vez que no se alcanzara esa cifra.

A lo largo del pasado año, más de 3.300 personas perdieron la vida en accidentes de tráfico, según datos de DIA, y en lo que va de 2007 la cifra de fallecidos se sitúa alrededor de los 2.700.

Por ello, Canes ha expresado su confianza en que las nuevas medidas penales y de tráfico provoquen en los conductores un aumento de concienciación y de precaución a la hora de coger el volante.

En cuanto a la reforma del Código Penal en materia de seguridad vial, ha destacado su carácter "preventivo y disuasorio", como es el caso de las penas de cárcel para conductores que tengan conductas temerarias, ya que aumentarán las garantías de seguridad de las personas y se favorecerá la prevención de accidentes de tráfico.

Sin embargo, Canes ha subrayado que la aplicación de esta modificación del Código Penal puede provocar "algunos problemas", ante la posibilidad de que las penas de prisión sean sustituidas por trabajos a favor de la comunidad o de ayuda a las víctimas.

"Es una buena iniciativa, pero no existen lugares donde realizar la citada prestación", ha apuntado Canes.

A este respecto, ha destacado que este "inconveniente" se agravará con el aumento de los condenados, que no tendrán un lugar para cumplir su condena, por lo que "las penas se pueden quedar en papel mojado".

"Esta reforma no puede quedar sólo en una declaración de intenciones que al final frustre los deseos de la mayoría de los ciudadanos referidos a un mayor control y sanción de quienes ponen en peligro la vida de los demás", ha subrayado Canes.

Por ello, ha pedido incrementar la vigilancia en las carreteras y mayor inversión para medios en los cuerpos de seguridad del Estado y en la administración de Justicia.

Asimismo, ha solicitado mejorar la legislación, para que sea "realista", con medidas "preventivas y educadoras", revisar la señalización de las carreteras y eliminar los puntos negros y zonas peligrosas.

En cuanto a la operación salida con motivo del puente de la Constitución y la Inmaculada, Canes ha pedido "educación" a los conductores, evitar conductas de riesgo y no conducir bajo los efectos del alcohol, porque, ha añadido, "nos estamos jugando la vida".

Según datos de la DGT, durante el puente del año pasado murieron 41 personas en 37 accidentes de tráfico habidos en las vías españolas.