Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

El Príncipe Felipe, convencido de que las ONGs son una palanca capaz de mover el mundo

EFE ·05/12/2007 - 14:51h

EFE - Los Príncipes de Asturias saludan, acompañados por el presidente del Principado de Asturias, Vicente Alvarez Areces (2-i); la alcaldesa de Gijón, Paz Fernandez Felgueroso (i) y la secretaria de estado de Servicios Sociales, Amalia Valcarcel (2-d), tras clausurar esta mañana el X Congreso Estatal de Voluntariado, celebrado en Gijón.

El Príncipe Felipe de Borbón se ha mostrado hoy convencido de que la suma de acciones solidarias y de la fuerza transformadora que supone la labor del voluntariado acaba convirtiéndose en una "especie de punto de apoyo o de palanca capaz de mover el mundo".

Don Felipe ha destacado no sólo el esfuerzo colectivo de los voluntarios, sino también el valor del compromiso individual, ya que "cada esfuerzo y cada voluntad y cada palabra que refuerce la acción de ayudar a los demás tiene un enorme valor intrínsecamente, como cada una de las gotas del océano, y como ejemplo para los demás".

El Príncipe se ha pronunciado así en la clausura del X Congreso Estatal de Voluntariado, celebrado en Gijón, acto en el que ha estado acompañado por la Princesa doña Letizia, que hoy recibirá en Ribadesella el título de Hija Adoptiva.

Don Felipe ha felicitado a la organización del encuentro porque esta décima edición confirma "la gran expansión y madurez alcanzados por el voluntariado en España", y ha manifestado su pleno respaldo "a esos grandes valores de solidaridad" que los voluntarios han sabido hacer suyos "con tanta generosidad como entrega".

El Heredero de la Corona ha recordado su intervención en el primer Congreso del Voluntariado y cómo aquel "incipiente" movimiento de participación ciudadana ha ido evolucionando hasta convertirse en un fenómeno de "gran repercusión y significado por sus resultados".

Para el Príncipe, el llamado "tercer sector" y el voluntariado "son hoy una realidad pujante", que da respuesta a una serie de retos producto de la transformación de la sociedad.

"Las migraciones, el envejecimiento progresivo de la población en los países desarrollados, la aparición de nuevas enfermedades con estigma social o la presencia de bolsa de pobreza extrema", ha señalado, ponen a prueba la capacidad de respuesta de la sociedad.

A su juicio, "sobre esa capacidad nos juzgarán las generaciones venideras a las que tenemos la obligación moral de entregar el testigo cargado de esperanza, de voluntad y de sacrificio".

Don Felipe ha destacado la labor del voluntariado no por su capacidad de lamentar los problemas sino por transformar ese sentimiento en compromiso y acción y ha alabado la importancia de cada acción individual con una cita de la Madre Teresa de Calcuta: "El océano está hecho de gotas de agua y cada gota es importante".

En este sentido, ha valorado la "extraordinaria importancia" que tiene la contribución de las ONGs españolas en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas.