Archivo de Público
Martes, 1 de Septiembre de 2009

Cinco claves sobre los supuestos pinchazos

PÚBLICO ·01/09/2009 - 22:00h

LAS VÍCTIMAS

¿Quiénes sostienen haber sido espiados?

Fue María Dolores de Cospedal la que el pasado 6 de agosto denunció que "altos cargos" del partido que no figuraban en los sumarios del caso Gürtel habían sufrido pinchazos telefónicos. No dio datos. Pero bastaba una llamada a la sede del PP para que se dieran a la prensa 3 nombres: Federico Trillo, Francisco Camps y De Cospedal. A medida que transcurrió agosto fueron varios los dirigentes conservadores que citaron estos nombres en público.

EL CONTENIDO

¿Cuáles fueron las conversaciones?

En el caso de Camps el PP se agarra a una llamada de un inspector de policía a Camps para notificarle la inhibición de Garzón a favor del TSJCV en la causa que se instruía contra él para sostener el espionaje. Pero jamás se ha difundido la transcripción de la conversación ni se ha demostrado que existiera esa llamada. El PP cree que el espionaje a Trillo está probado en el hecho de que se publicaron informaciones que apuntaban a que éste estaba presionando al magistrado Montero, del TSJCV, cuando en realidad jamás había hablado por teléfono con el juez, sino con el abogado del PP, con el mismo apellido.

Tampoco esto demuestra que existiera un pinchazo telefónico. Por su parte, en el PP dicen tener constancia de que se grabó ilegalmente una conversación entre De Cospedal y el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, relativo a la rama madrileña del caso Gürtel. Según el PP, la transcripción de la conversación fue difundida en un reportaje emitido por Cuatro y CNN+.

LOS DATOS

¿Cuáles son las pruebas?

Hasta la fecha, el PP no ha aportado prueba alguna. Es más, en el partido existe cierto malestar por la gravedad de haber presentado acusaciones tan graves sin respaldarlas con pruebas concretas. En este caso, la línea de defensa del PP ha sido la de apuntar a lo publicado por los medios de comunicación. Es decir: ha habido espionaje porque se han publicado conversaciones de cargos del PP en la prensa. También se han escudado en que debe ser la Justicia la que investigue las acusaciones del PP.

EL TRÁMITE JUDICIAL

¿Han presentado denuncia?

El PP se atrinchera en que todas las acusaciones del último mes están incluidas en la denuncia presentada con fecha de 24 de julio en la que, sin citar casos concretos, el partido habla de "interceptación ilegal de las comunicaciones". La propia vicesecretaria de Organización del partido, Ana Mato, reconoció en una rueda de prensa el pasado mes de agosto la imprecisión de la misma al admitir que es "genérica". No obstante, la dirigente conservadora apuntó que la citada denuncia "deja entrever" que ha habido pinchazos telefónicos a altos cargos del PP que nada tienen que ver con los sumarios del caso Gürtel. El PP dice estar dispuesto a llevar esta causa a los tribunales europeos si sus denuncias no llegan a buen puerto en España.

LOS CULPABLES

¿A quién acusan?

El 6 de agosto, De Cospedal fue clara. Responsabilizó al Gobierno de utilizar todos los instrumentos del Estado de Derecho para derribar al PP. En este sentido, citó a la Fiscalía General del Estado, a la policía judicial, a los servicios del Ministerio del Interior y al Centro Nacional de Inteligencia. También Mariano Rajoy responsabilizó al presidente Zapatero de las supuestas escuchas y de la persecución al PP.