Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

Prodi recibe a Zapatero en Nápoles para iniciar la XV Cumbre hispano-italiana

EFE ·05/12/2007 - 06:49h

EFE - El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero (d), y el primer ministro italiano, Romano Prodi (c), saludan a varios niños hoy antes de inicar la 15ª Cumbre hispano-italiana en Nápoles.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, llegó hoy a Nápoles para participar en la XV Cumbre hispano-italiana junto al primer ministro del país, Romano Prodi, quien le recibió con honores militares en la Plaza del Plebiscito.

Ante el Palacio Real, herencia de los Borbones, Zapatero pasó revista a las tropas, pero se produjo un fallo protocolario, ya que sonó el himno español mientras el presidente caminaba y no se escuchó finalmente el himno italiano.

El jefe del Ejecutivo está acompañado en Nápoles por los ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; Defensa, Josá Antonio Alonso; Industria, Joan Clos; y Fomento, Magdalena Álvarez.

A última hora, el ministro italiano de Justicia, Clemente Mastella, confirmó que no asiste a la Cumbre, por lo que tampoco ha viajado a Italia su homólogo español, Mariano Fernández Bermejo.

Tras el acto protocolario y la foto de familia, Zapatero firmó en el Libro de Honor de la ciudad, paso previo a las reuniones de esta decimoquinta cumbre.

Se trata de la cuarta vez que Zapatero y Prodi se entrevistan, y ambos aprovecharán la ocasión para analizar el futuro de la Unión Europea en áreas tan cruciales para los dos países como la inmigración, y para relanzar proyectos de desarrollo en la cuenca mediterránea.

Repasarán además las misiones internacionales en las que participan ambos países -Líbano, Kosovo y Afganistán- y la cooperación judicial.

Como ya sucedió en la última Cumbre bilateral, celebrada en enero en Ibiza (España), el mercado energético será uno de los asuntos de debate.

La italiana Enel es, junto a la española Acciona, propietaria del 92 por ciento de Endesa, la principal eléctrica española; pero además el Gobierno español quiere subrayar las oportunidades que ofrece el mercado italiano para las empresas del país, sobre todo en energías renovables, gas y electricidad.