Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

Los detenidos en la trama de Mugardos pasan hoy a disposición judicial en Ferrol

EFE ·05/12/2007 - 11:53h

EFE - Vista de la inmobiliaria Xesven registrada el pasado lunes por la policía dentro de la Operación Virgin.

Las cuatro personas detenidas el pasado lunes en el municipio de Mugardos (A Coruña), por su presunta relación con una trama urbanística en la localidad, pasarán esta mañana a disposición judicial en los tribunales de Ferrol, confirmaron a Efe Fuentes próximas a la investigación.

Los cuatro detenidos, en el marco de la llamada 'Operacion Virgin', dos hombres y dos mujeres, pasaron su segunda noche en dependencias policiales a la espera de prestar declaración ante el juez instructor de la sala número cuatro de los tribunales ferrolano, que lleva la instrucción del caso.

Las cuatro personas -Ovidio Torrente, Carmen Piñeiro, Pedro y Julia Cortizas Díaz- están imputadas por los delitos de tráfico de influencias y negociaciones prohibidas a funcionarios públicos.

Dos de los detenidos trabajaban en el municipio y los dos hermanos detenidos estaban relacionados con el departamento técnico de Urbanismo.

Además, en las últimas horas prestaron declaración ante la Guardia Civil dos promotores urbanísticos y una arquitecta "por hechos similares", mientras que la inmobiliaria "Xesvén", donde trabaja la mujer del policía detenido y donde se efectuó un registro judicial, permaneció ayer cerrada.

En el Ayuntamiento de Mugardos, los portavoces de los grupos municipales de PPdeG, IU y PSdeG reiteraron que consideran al alcalde de Mugardos, Xosé Fernández Barcia, del BNG, el "responsable político de lo ocurrido" y exigen su dimisión.

"Tomó el peor camino posible", dijo la edil de IU, Pilar Díaz, refiriéndose al regidor, y lamentó que "dice no saber nada cuando todo en todo el pueblo se dice que esta historia ya se veía venir".

Díaz señaló que un informe jurídico de 2006 presentado por el anterior edil de Urbanismo, Ramón Toimil, del PSdeG, y cuyo contenido se analizó en varias reuniones plenarias, señalaba las incompatibilidades legales en las que incurría Xulia Cortizas, una de las detenidas, como asesora del Ayuntamiento y promotora de varios proyectos a través de una oficina privada.

Barcia reiteró en las últimas horas que desconocía los hechos por los que estarían imputados los cuatro detenidos y se limitó a señalar que no tuvo ningún contacto con fuentes de la investigación, e indicó que en el Ayuntamiento no se produjo ningún registro.