Archivo de Público
Sábado, 29 de Agosto de 2009

Rajoy insta al Gobierno a explicar en el Congreso su persecución al PP

El líder de los conservadores, que ya se ha olvidado de las escuchas ilegales, insiste en el uso partidista de la fiscalía por parte del Ejecutivo

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·29/08/2009 - 17:49h

EFE - El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (i), acompañado por el presidente del PP, Mariano Rajoy, y el presidente de honor Manuel Fraga (d).

Pese a que el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha centrado su discurso de hoy en criticar la política económica del Gobierno, ha reiterado que el Ejecutivo tendrá que explicarse en la próxima sesión de control por el "diferente" trato que, a su juicio, la Policía y la Fiscalía dan a su partido.

Ayer el presidente del Gobierno no quiso entrar al trapo, como ha sido costumbre desde que De Cospedal lanzó esas polémicas acusaciones y se limitó a pedir que "se esté a la altura de las circunstancias".

Sin embargo hoy, durante el inicio del curso político en un acto con militantes en el castillo de Soutomaior (Pontevedra), Rajoy ha hecho caso omiso y parece no estar dispuesto a olvidar el tema. Aunque ya no se menciona en primera línea el tema de las escuchas ilegales, el líder del PP ha recordado el uso partidista que a su juicio hace el GObierno de la fiscalía. Ha explicado que la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández De la Vega, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se han "negado" a acudir a las Cortes, ha dicho en alusión a la Diputación Permanente celebrada esta semana.

"El grupo socialista se ha negado a que el fiscal general del Estado comparezca en cuatro ocasiones a explicar el diferente trato (al PP). Eso no es democracia, pero por uno u otro procedimiento lo explicarán en las Cortes y lo harán la próxima sesión de control", ha concluido.

"El criterio de la ley del embudo"

El líder del PP ha lamentado que traten de asustar a su partido con "detenciones televisadas"

El líder del PP ha lamentado que traten de asustar a su partido "con detenciones televisadas y con procesos que de momento acaban en nada", ha dicho sobre las detenciones de miembros del PP en Baleares imputados por el caso Palma Arena.

También ha asumido el compromiso de no tener una vicepresidenta primera "que ordena desde América a la Fiscalía que persiga a sus adversarios políticos", y de no tener una policía judicial que sea "noticia por cacerías, ni interrogatorios a políticos en presencia de periodistas, como en Baleares".

Asimismo, Rajoy ha dicho que no tendrá un fiscal general del Estado que actúe "bajo el criterio de la ley del embudo, que trate de forma desigual según el partido (del que se trate). "Porque todos los españoles son iguales ante la ley", ha apuntado.

El líder del PP se ha comprometido también a que en su Ejecutivo tampoco habrá un vicepresidente tercero "que se niegue a explicar en las Cortes la subvención a una empresa de la que la apoderada es su hija".