Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

El PIB chino crecerá un 11,6 por ciento en 2007

EFE ·05/12/2007 - 10:40h

EFE - Trabajadores pintan una estructura de acero de un edificio en construcción en Pekín, China, el 29 de noviembre pasado. Según varios expertos, el PIB en China alcanzará el 11, 6 por ciento en 2007.

El Producto Interior Bruto (PIB) de China crecerá un 11,6 por ciento en 2007, según las previsiones de expertos gubernamentales citados hoy por el diario "Nuevo Pekín".

La Academia China de Ciencias Sociales, adscrita al Ejecutivo chino, publicó ayer un informe con un análisis económico de 2007 y previsiones para 2008, en el que destaca la "notable tendencia de crecimiento" de la economía del país e indica que el PIB alcanzará un 11,6 por ciento en 2007.

La cifra supera las últimas expectativas oficiales publicadas por la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo (máximo organismo planificador) el pasado 12 de noviembre, que cifraron el crecimiento de 2007 en un 11,4 por ciento.

En cuanto al Índice de Precios de Consumo, principal indicador de la inflación, la Academia vaticinó que subirá un 4,5 por ciento este año.

Según Chen Jiagui, subdirector del organismo, en 2007 la situación económica se ha recalentado, lo que ha dificultado el control macroeconómico, por lo que, para 2008, la principal tarea del Gobierno será controlar la subida de los precios de artículos para el consumo.

Según el informe, la vertiginosa subida del IPC en 2007, que en agosto alcanzó la cifra récord en once años de 6,5 por ciento se debió, en parte, al disparatado aumento del precio de alimentos básicos como la carne de cerdo.

Se prevé, además, que el IPC suba un 4,5 por ciento en 2007, mientras que el precio de ventas minoristas lo haga en un 3,5 por ciento.

El superávit comercial del gigante asiático superará el del año pasado y alcanzará, según las previsiones de los expertos, la cifra récord de 260.000 millones de dólares.

Para 2008, las previsiones afirman que la influencia de las medidas de control macroeconómico ayudarán a frenar el vertiginoso aumento del PIB, que pese a ello se mantendrá en un 11 por ciento aproximadamente.