Archivo de Público
Sábado, 29 de Agosto de 2009

Ferraz intenta aplacar al PSOE de Benidorm

El secretario de Política Municipal recibe hoy a sus doce concejales

G. L. A. ·29/08/2009 - 08:00h

Antonio Hernando.

La Ejecutiva federal del PSOE se ha visto obligada a mediar en el conflicto abierto entre el secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, y su Grupo Municipal en el Ayuntamiento de Benidorm, cuyos miembros se quejan de que el líder autonómico se ha opuesto a una moción de censura en esta localidad sin haber escuchado previamente sus razones.

El secretario de Política Municipal, Antonio Hernando, recibirá este sábado en la sede federal a los doce concejales socialistas en el ayuntamiento alicantino para intentar aplacar los ánimos y convencer a sus concejales de que el PSOE no puede incurrir en los mismos comportamientos que denuncia en el PP y alcanzar el poder pactando con tránsfugas.

El PP obtuvo en las últimas elecciones municipales un concejal más que el PSOE, pero se ha quedado en minoría al pasar uno de sus representantes al grupo de no adscritos por discrepancias con el alcalde, Manuel Pérez Fenoll.

Los socialistas alicantinos, que encabeza Ana Barceló, sangran por la herida de las cinco alcaldías que el PP les ha arrebatado en esta legislatura con el apoyo de tránsfugas. Y los de Benidorm más aún porque no han podido recuperar el gobierno local desde que se lo arrebató Eduardo Zaplana con el voto de una tránsfuga socialista, que dieciocho años después continúa a sueldo del Ayuntamiento.

La dirección federal, consciente de este estado de ánimo, intenta convencer a los socialistas de Benidorm de que hay procedimientos alternativos a la moción de censura apoyada por un tránsfuga, que obligaría a expulsar del partido a sus protagonistas siguiendo la pauta aplicada desde que José Luis Rodríguez Zapatero asumió el liderazgo del partido.

En esta línea alternativa, el Grupo Municipal Socialista interpuso el sábado una denuncia contra el alcalde de Benidorm por presuntos delitos de prevaricación y vulneración del ejercicio de derechos cívicos en el desarrollo del pleno del Ayuntamiento celebrado el jueves.