Martes, 4 de Diciembre de 2007

Un regreso de cuatro millones de dólares

Ni BBVA, ni Criteria ni Citigroup, ni FCC. Al final, Rodrigo Rato, el soltero de oro del mundo de la empresa y las finanzas, ha fichado por el banco de inversión francoamericano Lazard. 

F. SAIZ / A. LEÓN ·04/12/2007 - 22:34h

Rato será managing director (curiosamente, el mismo cargo que ostentaba en el Fondo Monetario Internacional) con categoría senior, es decir, algo así como un director general cualificado.

Sin embargo, al contrario que en el FMI, Rato no tendrá funciones ejecutivas. Será más bien un asesor de alto rango. No se sentará en el consejo de directores, que es el órgano ejecutivo de Lazard, y se dedicará a aportar sus conocimientos en el terreno macroeconómico y a "abrir puertas" en el mundo político y empresarial.

Desde el próximo 1 de febrero, el ex vicepresidente económico con Aznar tendrá despacho en Londres y en Madrid y trabajará especialmente en las áreas europea y latinoamericana, bajo la supervisión directa del presidente y consejero delegado de Lazard, Bruce Wasserstein.

El sueldo de Rato es obviamente confidencial, como aseguraron ayer fuentes de Lazard. Sin embargo, no andará lejos de los cuatro millones de dólares. (2,7 millones de euros).

Ésa fue la remuneración que cobró en 2006 Vernon E. Jordan, un antiguo asesor del ex presidente norteamericano Bill Clinton (por cierto, implicado en el escándalo de Monica Lewinsky), que ocupa exactamente el mismo puesto al que accede ahora Rato.

Privilegios del cargo

Según un documento enviado por Lazard a la SEC (el regulador bursátil de EE UU) en marzo, Jordan percibió en 2006 "en su calidad de senior managing director" 3.990.468 dólares.

El documento también desglosa sus remuneraciones: 500.000 dólares de salario; 2,850 millones de bonus (o recompensas por rendimiento) en metálico; 100.723 dólares en acciones, y 539.745 más por otras compensaciones. Además, Vernon usó un apartamento corporativo en Nueva York, cuya utilización en 2006 se valora en 288.000 dólares, y recibió 250.000 dólares más para pagar los impuestos ligados al piso, entre otros privilegios.

El paquete de remuneraciones de Rato no tiene por qué ser idéntico (la retribución final depende mucho del rendimiento del banco), pero fuentes financieras admitieron que no sería lógico que su cuantía fuera muy distinta, teniendo en cuenta el alto perfil de los dos managing director del banco de inversión.

En cualquier caso, el ex ministro de Aznar cobrará mucho más de lo que ganaba como director gerente del FMI. Su salario era de casi 400.000 dólares, aunque libre de impuestos. Tras su salida del cargo, el FMI comunicó que Rato recibirá de por vida una pensión anual de casi 49.000 euros.

También tiene asignado un complemento de 31.000 dólares, aunque esta parte presumiblemente no la cobrará porque está condicionada a que no tenga otros ingresos continuados.

El banco de inversión insistió ayer en que su fichaje es perfectamente compatible con las normas del FMI. En efecto, el Fondo sólo establece que durante la negociación para su incorporación a otro puesto profesional el director saliente debe ser cuidadoso para no interferir en la normal actividad del organismo.

En el caso de Rato, no consta que las negociaciones se iniciaran antes de su marcha, aunque Lazard no quiso precisar ayer cuándo empezaron los contactos.

Lazard es un banco de inversión especializado en asesorar en fusiones y adquisiciones de empresas. Aunque gestiona activos por valor de 96.340 millones de dólares, no está entre los grandes del sector, como Goldman Sachs o Morgan Stanley.

La filial española, presidida por Jaime Castellanos, ex presidente de Recoletos, ha asesorado en grandes operaciones, como las OPA de Gas Natural y Acciona por Endesa.

Noticias Relacionadas