Martes, 4 de Diciembre de 2007

Los colegios privados se llevan las mejores notas

Obtienen de media 38 puntos más que los públicos // Educación achaca el dato a las diferencias socio-culturales que entre los alumnos

Y. G. ·04/12/2007 - 22:34h

La diferencia de 38 puntos entre los resultados medios obtenidos por centros públicos y privados demuestra que ganan los segundos ¿Cómo es posible que, como norma general, los colegios privados acaparen más resultados positivos que los públicos? Esta fue una de las primeras preguntas que Mercedes Cabrera tuvo que responder ayer después de presentar los datos del informe PISA 2006. Una pregunta que lleva a otra: ¿No se supone que la escuela pública intenta captar, mediante oposición, a los mejores profesores?

Contexto

"Para entender a qué se debe esta diferencia tenemos que hacer referencia de nuevo al estatus social económico y cultural (ESEC)", respondió Cabrera. Así, volvía a reforzarse la tesis de que los alumnos que crecen en mejores entornos y cuyos padres están mejor formados logran más éxito escolar. De hecho, una vez descontadas las diferencias sociales, económicas y culturales de los centros, la educación pública sale favorecida, según informa la edición española del PISA 2006.

Dado que sólo el 7% de la muestra era alumnado extranjero, en Educación aseguran que no puede establecerse relación entre estos estudiantes, que suelen acudir a centros públicos y tienen más dificultades, y la puntuación de los mismos. "Tenemos y podemos convertir la inmigración en algo que sume", declaró la ministra de Educación.

Esta diferencia de resultados se distribuye de modo desigual según comunidades: en Andalucía y en La Rioja la diferencia es de 12 puntos y, además, en el caso de Andalucía la media de los centros públicos casi se iguala a la española. Como puede apreciarse en el gráfico ubicado sobre estas líneas, en Catalunya la diferencia es mayor.En el ámbito internacional hay países donde los centros públicos obtienen mejores resultados. Se trata de República Checa, Japón y Corea. En el extremo opuesto se ubican Reino Unido, EE UU y Canadá.