Martes, 4 de Diciembre de 2007

España propone estrechar la colaboración como eje de la lucha mundial antiterrorista

EFE ·04/12/2007 - 22:41h

EFE - La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de las Naciones Unidas, donde se ha reunido con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon. EFE/Miguel Rajmil

La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, propuso hoy a la Asamblea General de la ONU estrechar la colaboración policial y judicial como eje de la lucha internacional contra el terrorismo.

En su intervención en la sede de la ONU, en Nueva York, la vicepresidenta también anunció la aportación de 600.000 euros por el Gobierno español a los programas que ponen en práctica el contenido de la Estrategia Global contra el Terrorismo de la ONU adoptada en 2006, y en cuya elaboración España estuvo estrechamente implicada.

"El mayor tributo que le podemos hacer a las víctimas del terrorismo y la mayor derrota que podemos infligir a los terroristas es precisamente actuar unidos frente a esta amenaza común", defendió Fernández de la Vega.

Agradeció "el apoyo solidario" de la comunidad internacional tras el reciente atentado de ETA en Francia contra la Guardia Civil española, que hoy quedó de manifiesto con las palabras en ese sentido de la Presidencia del plenario de la Asamblea y de los embajadores de Portugal y Turquía, presentes en la reunión.

Fernández de la Vega señaló que en España "muchos años de sufrimiento y de lucha contra la sinrazón y la violencia terrorista nos han enseñado el enorme valor de la solidaridad con las víctimas".

Precisó que 160.000 euros de la aportación española se dedicarán a programas relacionados con las víctimas que recibirán la asistencia de expertos españoles.

La participación de la vicepresidenta en el plenario informal de hoy de la Asamblea General de la ONU era vista por la diplomacia española como un apoyo explícito a los ejes de la Estrategia Global que han logrado progresar en el campo de la cooperación internacional.

En su intervención, Fernández de la Vega puso como ejemplo de esa estrategia antiterrorista efectiva la investigación y el juicio por los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, que causaron 191 muertos y 2.062 heridos con la colocación de bombas en cuatro trenes de cercanías.

"Podemos decir con legítima satisfacción que esa sentencia constituye un hito en la lucha contra el terrorismo de corte radical islamista desde la estricta observancia de los principios del Estado de Derecho", valoró.

Destacó el papel que la colaboración internacional jugó en la investigación de los atentados del 11-M, y mencionó especialmente la cooperación con Marruecos, Francia, Suiza e Italia.

Al mismo tiempo, advirtió, la lucha antiterrorista "debe apoyarse en la defensa firme de los derechos humanos como nuestro más preciado estandarte".

Para la vicepresidenta, otro elemento importante en la lucha contra el terror es la mejora de las condiciones de marginación social, política y económica que "pueden enraizarlo".

La Estrategia Global adoptada en septiembre del 2006 es el primer plan estratégico de la ONU contra el terrorismo con el fin de armonizar los esfuerzos para luchar contra el terrorismo en el mundo y asistir a sus víctimas.

Entre otras medidas contempla la creación de una base de datos sobre actos criminales en el campo de la biotecnología, así como acciones específicas para controlar el uso de Internet por parte de los terroristas.

Además, se estipula que los gobiernos garanticen que no conceden el asilo a personas vinculadas con organizaciones terroristas y que aumenten el control fronterizo para evitar el tránsito de sospechosos terroristas, armas y otros materiales susceptibles de ser usados en atentados.

Tras su participación en el plenario de la Asamblea, la vicepresidenta española se reunió con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y cerró así su visita de dos días a la sede de la organización internacional en Nueva York.