Martes, 4 de Diciembre de 2007

Prisión para 35 de los 41 detenidos tras ser condenados en la causa de EKIN

EFE ·04/12/2007 - 09:49h

EFE - El número de detenidos cerca de la Audiencia Nacional cuando iban a entregarse al juez Fernando Grande-Marlaska, en la imagen, por su presunta relación con un grupo dedicado a la violencia callejera, se eleva a quince.

La Audiencia Nacional ha ordenado el ingreso en prisión provisional de 35 de los 41 procesados en la causa contra organizaciones del entorno de ETA, como EKIN, a los que ordenó detener el viernes tras condenarles a un total de 527 años de cárcel por delitos de pertenencia o colaboración con banda armada.

Según informaron fuentes de la Audiencia Nacional, el tribunal que juzgó a estos 41 detenidos, tres de los cuáles se encontraban en prisión por otras causas, ha tomado esta decisión a pesar de que la Fiscalía solicitó prisión para 39 tras celebrar entre ayer y hoy las correspondientes "vistillas" de las previstas para la adopción de medidas cautelares.

El tribunal ha dejado en libertad bajo fianza de 20.000 euros a los otros seis detenidos a los que se les ha retirado el pasaporte y tendrán que comparecer dos veces a la semana en el juzgado.

Los seis que han quedado en libertad son Francisco Javier Otero, Ignacio José Zapiain, Fernando Olalde, Sabino Ormazabal, Mario Zubiaga y Alberto Frías.

El tribunal de la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que preside la magistrada y ponente de la sentencia Angela Murillo, fundamenta su decisión en el riesgo de fuga y la posibilidad de reiteración delictiva por parte de los condenados mientras se notifica la sentencia y el Tribunal Supremo la declara firme.

Lo elevado de las condenas, entre 9 y 18 años de cárcel por pertenencia o colaboración con ETA, es otro de los motivos que esgrime el tribunal para decretar la prisión provisional antes de que se haga pública la sentencia, en principio el próximo día 10, en un acto que tendrá lugar en el pabellón de la Casa de Campo en el que se celebró el juicio.