Martes, 4 de Diciembre de 2007

Abbiati: "Un profesional debe levantarse tras un fallo"

Confirmada la baja de Leo hasta después de Navidad, el guardameta italiano vuelve a tener la oportunidad de afianzarse en el once.

HUGO JIMÉNEZ ·04/12/2007 - 21:53h

Christian Abbiati llegó este verano sin hacer ruido al Atlético. Aterrizó en calidad de cedido por el Milán tras haber jugado el año pasado un papel trascendental en la salvación del descenso a la Serie B del histórico Torino. Desde su llegada a Madrid siempre se mostró como un jugador muy ambicioso, tanto en el plano individual como colectivo. En su primera comparecencia en España aseguró que el club rojiblanco debe de aspirar a luchar por todos los títulos. También que pensaba poner las cosas difíciles a Leo Franco por lograr la titularidad de la portería. Abbiati tuvo la oportunidad de reivindicarse como titular en el Camp Nou, por una contractura muscular del meta argentino, pero la desaprovechó. Ahora, otra vez por una lesión de su compañero, Abbiati tiene una nueva ocasión para demostrar la buena fama de la que llegó precedido de Italia. Esta vez espera no fallar. Su primer envite lo tendrá hoy en Copenhage.

Se le presenta una nueva oportunidad.

Sí, es para lo que trabajo a diario. Siempre es desagradable tener que jugar por la lesión de un compañero, pero estas cosas ocurren. Nunca se sabe cuando te puede llegar la oportunidad de jugar, pero hay que estar ahí y aprovecharla.

¿Tiene olvidado ya el fallo que tuvo frente al Barcelona?

Ya pedí perdón a mis compañeros por ello. En su momento lo repasé y pensé sobre ello. Sin embargo, un profesional tiene que saber levantarse tras un fallo. Acepto lo que pasó con tranquilidad. Tengo experiencias de estas cosas en mi trayectoria deportiva y hay que saber empezar de nuevo.

¿Qué Abbiati se verá en los próximos partidos?

Espero cumplir. Para mí ya esta olvidado todo lo que pasó. Lo importante tiene que ser el equipo y que las actuaciones individuales pesen menos. A lo largo de mi carrera en Italia jugué en grandes equipos como el Atlético, donde el éxito radicó en el trabajo colectivo del grupo. Once siempre pueden más que uno.

Pues este año se crítica mucho la defensa de su equipo.

Cuando algo no funciona el problema no es sólo de la defensa o del ataque. Somos un equipo, y los aciertos defensivos u ofensivos son mérito de todos. Si hay errores, son colectivos.

Aún así, ¿trabajan más ahora los aspectos defensivos del juego?

En los últimos partidos estamos defendiendo mejor. Sobretodo fuera de casa el equipo está empezando a defender mucho mejor. Somos uno de los equipos menos goleados a domicilio y, además, en los últimos tres encuentros fuera no hemos encajado goles. Estamos en la buena línea e iremos mejorando en este aspecto.

En Italia el fútbol es mucho más defensivo. ¿Cómo valora la cantidad de goles que se marcan en los partidos del Atlético?

Yo prefiero ganar un partido 4-3 o 5-4 que empatar a cero (risas). Para un portero siempre es muy importante mantener su portería a cero. Yo prefiero sacrificar algún gol en mi meta siempre y cuando el equipo gane.

La UEFA es un título muy a tener en cuenta esta temporada para el Atlético.

Todos los títulos son importantes, pero las competiciones europeas siempre tienen un sentido especial.

La victoria en Copenhague les clasifica.

La visita a Dinamarca puede ser importante porque, si ganamos, estaríamos ya clasificados para la siguiente fase y podríamos afrontar sin ningún tipo de presión el último partido frente al Panathinaikos.

¿Tiene esperanzas de acudir a la Eurocopa?

Sí, siempre es un honor jugar con mi selección. Últimamente he vuelto a ir a convocatorias por lo que estoy muy feliz. Si Donadoni me incluye en la lista, estaré encantando de participar de un evento como la Eurocopa.

El grupo es tremendo: Francia, Holanda, Rumanía e Italia.

Sí, pero si quieres ganar el campeonato tienes que jugar con todos. Así que nunca se sabe. Hay que jugar con mucho respeto teniendo en cuenta los rivales que tendremos enfrente, pero sabiendo que Italia es la actual campeona del mundo. A nosotros también nos tienen que temer y respetar.