Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

El PP murciano rechaza actuar contra su diputado autonómico Juan Morales

El partido no prevé abordar la situación de su parlamentario investigado porque aún "no está encausado"

PÚBLICO ·05/12/2007 - 07:30h

El Partido Popular de Murcia se para de momento en el caso Tótem. El lunes aceptó las bajas de militancia que le solicitaron tanto el alcalde de Totana, José Martínez Andreo –en prisión sin fianza–, como el diputado autonómico Juan Morales, considerado presunto cerebro de la trama de corrupción. Éste, además, está siendo investigado por la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

Ahí ha quedado todo. Según relataron a Efe fuentes del Grupo Parlamentario en la Asamblea de Murcia, el PP no tiene previsto “en estos momentos” abordar la situación de Morales. La razón que esgrime la formación es que el diputado, obviamente aforado, “no está encausado ni acusado de nada judicialmente”.

Además, según el reglamento de la Cámara murciana, la suspensión cautelar de militancia de un partido por parte de un parlamentario no conduce a la expulsión de su grupo y su paso al Mixto. De modo que si el partido no va más allá, Morales puede seguir en su grupo, sin más cambios y con todas las prerrogativas íntegras.

Los socialistas no están satisfechos. Creen que la baja del PP de Martínez Andreo y de Morales “no es más que una estratagema, un subterfugio para engañar a los murcianos y salvar el escollo de la opinión pública”, recalcó ayer el portavoz del PSOE regional, José Ramón Jara.

El alcalde, en Sangonera

Mientras, el regidor de Totana –lo sigue siendo, ya que el edil de Urbanismo sólo ha asumido la alcaldía de forma temporal– sigue en prisión. En concreto, se encuentra encarcelado, desde la madrugada del lunes, en el penal de Sangonera (Murcia), en uno de los módulos “de vida ordinaria”, destinado a reclusos que no precisan de especiales medidas de seguridad, informa Europa Press.