Martes, 4 de Diciembre de 2007

Lo leo pero no lo entiendo

El informe PISA pone de manifiesto la escasa comprensión lectora de los españoles de 15 años

YOLANDA GONZÁLEZ ·04/12/2007 - 21:47h

Como quien oye pero no escucha. Los escolares españoles de 15 años son incapaces de resumir lo que leen y de entender el significado global de un texto. Y además, lo hacen peor que hace tres años.

En ello consistían las pruebas del apartado que evalúa la lectura del último informe PISA elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Si en 2003 la puntuación obtenida era de 481 puntos (500 es el índice estadístico de referencia), en el último informe, elaborado con datos del pasado año, nos precipitamos a los 461 puntos. Un dato que, además, nos distancia de la media de la OCDE (484 puntos) y nos ubica por debajo de países como Italia, Portugal, Francia o Polonia.

A la misma hora que el resto de sus colegas europeos, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, compareció ayer ante la prensa para explicar que es en lectura, y menos en ciencia y matemáticas, donde nuestro sistema educativo necesita ponerse las pilas. "Es nuestra gran asignatura pendiente, y manejarla bien ayuda a sacar mejores resultados en otras materias", admitió. Cabrera encajó este fracaso en comprensión lectora de los españoles pero lo ubicó en una tendencia generalizada entre el resto de los países. No obstante, ostentamos el récord de ser el país cuyo bajón es más pronunciado.

A la hora de buscar soluciones, en Educación aseguran que no basta con el esfuerzo de las autoridades educativas. "Es necesaria la colaboración de los agentes educativos, las familias, las instituciones y los medios de comunicación".

En definitiva, consideran que todo es más fácil si a los chavales se les inculcan hábitos lectores y que estamos ante un problema más social que educativo, algo en lo que también insistió en presidente del Gobierno (ver página 10).

Ciencia y matemáticas

Menos pesimista es el panorama que reflejan los conocimientos de los escolares de 15 años en ciencia, materia estrella del PISA 2006, y matemáticas, donde España se ubica escasos puntos por debajo de la media de la OCDE.

A juicio de la ministra, este comportamiento es "aceptable pero mejorable". Todo un "necesita mejorar" en clave académica. Tampoco varía mucho el comportamiento de los alumnos con respecto a los anteriores informes de la OCDE en estas dos materias.

Así, en matemáticas los escolares bajan cinco puntos, pero suben uno en ciencias.
Cabrera prefiere no olvidarse del contexto a la hora de hacer balance.

Pese al histórico retraso que arrastra España "nuestros estudiantes han tenido un resultado en las pruebas de PISA 2006 como el de los jóvenes de EE UU o Islandia "que tienen índices de estatus social, económico y cultural mucho más alto", explican en Educación.

Noticias Relacionadas