Miércoles, 5 de Diciembre de 2007

Fernández de la Vega justifica que esté empadronada en Valencia

La vicepresidenta del Gobierno arguye que toda su familia vive en la provincia y que posee una casa familiar

ISABEL PIQUER ·05/12/2007 - 07:30h

EFE - La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, durante su intervención en el plenario informal de la Asamblea General sobre la aplicación de la Estrategia Global contra el Terrorismo de la ONU, ayer.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, restó ayer importancia a la polémica desatada por el PP sobre su empadronamiento en Beneixada (Valencia). “He nacido en Valencia, tengo una casa familiar en Beneixida, donde también tengo muchos vínculos familiares”, aseguró, añadiendo que “toda mi familia está afincada en Valencia y si tengo que representar a los valencianos, me parece normal que me manifieste allí y pueda votar allí”.

El PP anunció ayer que estudiaba llevar al fiscal el empadronamiento de la vicepresidenta y cabeza de lista del PSOE por Valencia, al afirmar que el domicilio escogido es una explotación agraria de la que sería copropietaria, según afirmó el portavoz popular en las Cortes Valencianas, Esteban González Pons.

De la Vega hizo estas declaraciones en Nueva York, donde ayer concluyó una visita de dos días a la ONU, en la que se entrevistó con el secretario general de la organización, Ban Ki-moon, para hablar, entre otras cosas, de su visita a Madrid en enero para asistir a una reunión sobre la Alianza de Civilizaciones.

Unidad, tributo a las víctimas

En la Asamblea General sobre aplicación de la Estrategia Global contra el Terrorismo, la vicepresidenta hizo hincapié en la situación de las víctimas. El “mayor tributo” que puede hacérsele “es actuar unidos”, dijo. “No puede combatirse el terrorismo sin mantener viva la memoria de las víctimas. En el horizonte de nuestra acción, debe estar siempre su causa”. La táctica compartida es la de “acabar con ETA”, recalcó la número dos del Gobierno al referirse a la ausencia de la AVT ayer en la concentración de Madrid.

De la Vega también anunció que España realizará una aportación de 600.000 euros a varios programas de la estrategia antiterrorista de la ONU, de los cuales 160.000 se dedicarán a las víctimas.