Martes, 4 de Diciembre de 2007

Moscú y Kiev acuerdan la subida de precio del gas ruso para Ucrania en 2008

EFE ·04/12/2007 - 21:59h

EFE - El presidente ruso, Vladimir Putin (d), saluda a su homólogo ucraniano, Viktor Yanukovich, durante su encuentro en Moscú, Rusia, en octubre.

Rusia y Ucrania acordaron hoy el nuevo precio de los suministros de gas ruso en el 2008, que sube de 130 a 179,5 dólares por cada mil metros cúbicos de carburante, informó el consorcio energético ruso Gazprom en un comunicado.

El acuerdo alcanzado por el presidente de Gazprom, Alexéi Miller, y el ministro ucraniano de Energía y Combustibles, Yuri Boiko, prevé asimismo elevar de 1,6 a 1,7 dólares por cada mil metros cúbicos y cien kilómetros de distancia las tarifas de tránsito de gas tanto por Rusia para Ucrania como a través de Ucrania hacia Europa.

Rusia vende gas a Ucrania a través de una polémica empresa con participación de Gazprom, RosUkrEnergo, que a su vez lo adquiere a países de Asia Central, sobre todo a Turkmenistán, que cuenta con grandes reservas de ese carburante, más barato que el ruso.

El año saliente Turmenistán vendió su gas a Rusia a cien dólares por cada mil metros cúbicos, pero ya elevó su precio hasta los 130 dólares en el primer semestre de 2008 y hasta 150 en el segundo.

Al tiempo, una fuente cercana a las negociaciones dijo a la agencia Interfax-Ucrania que RosUkrEnergo y el importador oficial ucraniano UkrGazEnergo aún no han firmado el respectivo acuerdo adicional sobre las condiciones de suministro de carburante en 2008.

La fuente precisó que Ucrania importa de Asia Central a través de Rusia un 73 por ciento de su consumo total (75.000 millones de metros cúbicos anuales), es decir unos 55.000 millones de metros cúbicos.

De ese monto, 40.000 millones corresponden a Turkmenistán y el resto a Uzbekistán y Kazajistán, que también planean elevar su precio y tarifas de tránsito por su territorio, respectivamente.

A Rusia le corresponde una cuarta parte del gas consumido en la Unión Europea, que Gazprom transporta a través de Ucrania (casi el 80 por ciento) y de Bielorrusia (algo más del 20 por ciento), países con los que la compañía rusa mantuvo sendos conflictos que llegaron a afectar los suministros a los estados comunitarios.

Según pronósticos de Gazprom, el precio medio de su gas entregado en la frontera a los consumidores europeos alcanzará a mediados de 2008 los 354 dólares por cada mil metros cúbicos.

La agencia ucraniana Unian.net recordó a ese respecto que grandes compañías europeas y representantes de la Comisión Europea ya han anunciado el inicio de negociaciones con Turkmenistán para comprarle en el futuro gas directamente, sin que pase por Rusia y Ucrania, al precio de 250 dólares en la frontera de ese país centro-asiático.

En Kiev, el nuevo precio del gas ruso en 2008 suscitó duras críticas de la coalición democrática que ostenta mayoría en el Parlamento y que promueve a una de sus dirigentes, la ex primera ministra Yulia Timoshenko, a la jefatura del nuevo Gobierno.

Timoshenko denunció que la subida del precio del gas más de lo previsto es fruto de la política miope del saliente primer ministro, el pro-ruso Víctor Yanukóvich, quien aceptó que los suministros se realicen a través de RosUkrEnergo, una compañía "oscura" cuya actividad oculta la "corrupción".

La dirigente del Bloque de Yulia Timoshenko (BYT) prometió que su gobierno trazará una nueva política de cooperación energética directa con Moscú, para excluir la mediación de dudosas compañías como RosUkrEnergo, registrada en Suiza.

El "número dos" de BYT, Alexandr Turchinov, calificó el acuerdo con Gazprom como "un fracaso" y "traición al Estado", al recordar que Yanukóvich y Boiko habían prometido que el precio no superaría los 160 dólares.

El nuevo precio, que no incluye los gastos de transporte por territorio ucraniano ni el impuesto al valor añadido, golpeará ante todo a las empresas nacionales, que tendrán que comprar el carburante a 200 dólares, subrayó.