Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

La CE prepara normativa para facilitar la vacunación de animales contra la lengua azul

Agencia EFE ·26/09/2007 - 21:01h

Agencia EFE - La Comisión Europea (CE) ha propuesto una normativa con requisitos "más flexibles" para facilitar la vacunación del ganado contra la enfermedad de la "lengua azul". EFE

La Comisión Europea (CE) ha propuesto una normativa con requisitos "más flexibles" para facilitar la vacunación del ganado contra la enfermedad de la "lengua azul", según informó hoy el comisario europeo de Sanidad, Markos Kyprianou al Consejo de ministros de Agricultura.

La propuesta, que deberán examinar los expertos de los Veintisiete -en el Comité de la Cadena Alimentaria de la UE- tiene como objetivo "avanzar en los pasos" para que los países comunitarios puedan inmunizar a sus animales contra la enfermedad.

Sin embargo, las vacunas no están aún listas, sino en fase de desarrollo, pero Bruselas quiere acelerar los procedimientos para que una vez que se vendan, haya existencias y se utilicen lo antes posible, según un portavoz de la CE.

Los ministros de Agricultura de la UE debatieron sobre la propagación de esta epizootia, que se transmite entre rumiantes y que ya afecta a varios estados del norte de la UE y del sur, como España, aunque las variantes son diferentes.

Alemania, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Francia, el Reino Unido y España intervinieron para reclamar el desarrollo de vacunas: los seis primeros países están afectados por el serotipo o variante "8" mientras que en el caso español se trata del "1", según fuentes comunitarias.

España solicitó que haya vacunas disponibles contra esa variante antes de finales de año.

La propuesta que ha preparado la CE plantea, por ejemplo, que cuando un país vaya a vacunar a sus animales no haga falta la autorización previa del país de destino al que los va a exportar, pues en la actualidad es necesario ese requisito, según las fuentes.

Desde la CE, explicaron que el coste de las vacunaciones tiene cofinanciación de la UE y que esta medida no supone un problema para la comercialización de animales.