Martes, 4 de Diciembre de 2007

Los 27 alcanzan un acuerdo para poner fin a la competencia entre paísespor el tipo de IVA

EFE ·04/12/2007 - 21:33h

EFE - El ministro de Economía portugués Fernando Teixeira dos Santos,cuyo país ostenta la presidencia semestral de la Unión Europea.

Los Veintisiete lograron hoy alcanzar un acuerdo para poner fin a la competencia dentro de la UE por el tipo de IVA mediante el cambio del lugar de tributación de los servicios del país donde se localiza la empresa a aquel en el que está el cliente.

Esta es la principal medida de un paquete que llevaba tiempo bloqueado, debido sobre todo a la oposición de los países con el IVA más bajo, que temían perder atractivo como sede de numerosas empresas, y a que, como en todas las decisiones sobre fiscalidad, era necesaria la unanimidad.

El Consejo de Ministros de Finanzas (Ecofin) consiguió hoy convencer a Luxemburgo para cambiar el lugar de tributación de los servicios prestados a distancia (comercio electrónico, telecomunicaciones y emisiones de radio y televisión) a particulares, el único escollo que todavía persistía.

No obstante, fue necesario ofrecerle concesiones y, así, para esos servicios la modificación entrará en vigor cinco años después, en 2015, y además el país que acoge a la empresa seguirá percibiendo durante varios años parte de los ingresos.

En principio, el 30 por ciento de la recaudación del IVA sobre esos servicios se quedará en el país de origen, un porcentaje que bajará al 15 por ciento en 2017, hasta desaparecer en 2019.

El ministro portugués de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, muy satisfecho por el acuerdo, reconoció en rueda de prensa que este mecanismo planteará algunas dificultades técnicas y operativas, pero consideró que no son imposibles de resolver.

Teixeira explicó que con el reparto de la recaudación se trata de facilitar la transición a los países afectados y compensarles por los costes administrativos, pero dejó claro que no supondrá ninguna carga adicional para las empresas.

El objetivo esencial del llamado "paquete IVA" al que hoy dieron finalmente su visto bueno los Veintisiete es simplificar las obligaciones tributarias a las empresas que operan en varios Estados miembros y reducir sus costes.

Para ello, además de establecer el cambio del lugar de tributación en la prestación de servicios -tanto de empresa a empresa como a particulares-, prevé la creación de una "ventanilla única", para que las empresas que operan en más de un Estado miembro paguen el IVA en uno de ellos.

También en el ámbito fiscal, los ministros acordaron hoy seguir permitiendo hasta el final de 2010 a varios de los nuevos Estados miembros -la República Checa, Chipre, Malta, Polonia y Eslovenia- aplicar un IVA reducido a algunos servicios y productos.

Esa es la misma fecha hasta la que estarán vigentes otras exenciones que contemplan la imposición de tipos más bajos de IVA a determinados servicios intensivos en creación de empleo (en España se benefician de ello los servicios de albañilería y las peluquerías).

El comisario europeo de Fiscalidad, Laszlo Kovacs, recordó que ahora debe abrirse un debate global sobre el IVA y en ese contexto Bruselas presentará en los primeros meses de 2008 una propuesta para regular la utilización de tipos más bajos en servicios no expuestos a la competencia, incluida la restauración -una demanda tradicional de Francia-.

El tipo de IVA estándar en la UE oscila entre el 15% en Chipre y Luxemburgo y el 25% en Dinamarca, aunque la mayoría de países tienen tipos reducidos (hasta un mínimo del 5%) para una serie restringida de bienes y servicios.

A ello se une la existencia de numerosas derogaciones, para distintas categorías de productos y servicios, negociadas por cada país en el momento de su adhesión a la UE.

En su reunión de hoy, los ministros también trataron cuestiones financieras y, en ese ámbito, descartaron implantar reglas comunes de supervisión, al considerar que el modelo actual, basado en la coordinación entre las autoridades nacionales y el intercambio de información, es suficientemente efectivo.

Los ministros se mostraron satisfechos con el enfoque seguido hasta ahora y con el trabajo de los comités que reúnen a los organismos de supervisión nacionales (CEBS, para banca; Ceiops, para seguros, y CESR, para bolsas), cuyas decisiones no son vinculantes, aunque reconocieron que es posible introducir mejoras.