Martes, 4 de Diciembre de 2007

La UE paga casi la mitad de los tres nuevos AVE

Las ayudas caerán el 53% y forzarán una mayor inversión de las empresas

S. R. ARENES ·04/12/2007 - 19:34h

Estar en la Unión Europea ha permitido a España ahorrarse 6.161 millones de euros en los tres nuevos AVE. Las ayudas comunitarias han pagado casi la mitad, según los datos que dio ayer el gestor público de la red ferroviaria, Adif.

Tanto en la línea que conectará Madrid con Barcelona (en una fecha indefinida) como en el AVE Madrid-Segovia-Valladolid, los fondos de cohesión y los fondos regionales FEDER han sufragado el 49% de las infraestructuras. En el caso de la conexión Córdoba-Málaga, la ayuda ha sido íntegramente de fondos FEDER y supone el 41% del coste.

En conjunto, la alta velocidad española ha recibido 7.350 millones hasta octubre pasado, según explicó ayer Antonio González Marín, presidente de Adif en unas jornadas sobre financiación de alta velocidad. Aunque, al añadir tramos del AVE Madrid-Levante y la variante del túnel de Pajares que une León y Asturias, el peso de las ayudas totales baja al 29%.

El grifo se cierra sin remedio porque España es mucho más rica ahora, en la Europa de los Veintisiete a la que se han incorporado los países del Este, que en la de los Quince. Como muestra, las ayudas para alta velocidad caerán un 53% entre 2007 y 2013, hasta 3.500 millones.

Pero los fondos públicos no servirán para ocupar totalmente este hueco y tendrán que hacerlo las empresas. González Marín afirmó que habrá "aportaciones del sector privado" puesto que el plan de infraestructuras prevé que las constructoras puedan costear un 20% de las obras. Pero las compañías no las financiarán gratis sino a cambio de cobrar un canon del Estado.

Ya hay experiencias de esta colaboración público-privada en el tramo de AVE Figueras-Perpiñán, aunque quizá no sea el mejor ejemplo porque las constructoras que lo han pagado a cambio de explotarlo (ACS y la francesa Eiffage) piden 80 millones de indemnización por el retraso en la línea. Pese a esta experiencia, el Adif estudia que la conexión entre Vitoria y Dax (Francia) pueda abrirse también a que las empresas adelanten el dinero.

Barcelona no tiene fecha

El presidente de Adif evitó ayer dar una fecha de inauguración del AVE a Barcelona. Sólo está a falta de pequeñas actuaciones" en el tramo final a la estación de Sants y "por encima de todo estará la seguridad", fue lo máximo que concretó.

Los siguientes AVE a Asturias, Galicia y Extremadura contarán con menos ayudas de Bruselas. En general, no sólo para infraestructuras, España ha recibido 117.000 millones de euros en fondos comunitarios desde su entrada en la UE en 1986, lo que supone "tres veces un plan Marshall", enfatizó José Luis González Vallvé, director de la representación en España de La Comisión Europea.