Martes, 4 de Diciembre de 2007

Garzón puede precipitar la suspensión de ANV

El magistrado acumula datos en un sumario secreto

FERNANDO GAREA ·04/12/2007 - 20:36h

Ni el Gobierno ni la Fiscalía tienen previsto promover de forma inmediata la ilegalización de ANV, a través de la Ley de Partidos. Incluso, consideran mucho más probable que actúe antes el juez Baltasar Garzón en la pieza separada que instruye sobre supuestas relaciones de ese partido con Batasuna y ETA.

Fuentes de la Fiscalía y del Gobierno coinciden en que no hay datos nuevos que precipiten una actuación en aplicación de la Ley de Partidos, aunque insisten en que la no condena del asesinato del guardia civil Raúl Centeno suma un indicio más.

Para ilegalizar una formación política hay dos vías legales, la de la Ley de Partidos que se tramita en la llamada Sala del 61 del Tribunal Supremo y la penal que se instruye en la Audiencia Nacional y que luego puede estar sometida a recursos.La primera puede ser recorrida por el Gobierno y la Fiscalía, pero ambos mantienen que aún no se han reunido las pruebas suficientes que exige la reiterada y restrictiva jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

Seguir la trayectoria

Los ministros del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, y el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, reiteraron ayer en declaraciones públicas que no han dejado de seguir la trayectoria de ANV y que en el momento en el que logren pruebas suficientes actuarán.

En paralelo, Garzón mantiene declarada secreta una pieza separada sobre ANV y el pasado mes de octubre pidió a las Fuerzas de Seguridad del Estado un "análisis exhaustivo" de las actividades de ANV y del PCTV. El pasado mes de abril rechazó una petición para suspender las actividades de ANV, pero esa posición podría haber cambiado si el magistrado considera que hay nuevos datos.

El magistrado recibió la pasada semana un informe de la Unidad Central de Información (UCI) que incluye datos sobre múltiples contactos de dirigentes de ANV con destacados miembros de la ilegalizada batasuna.En 2002, el juez Garzón ya se anticipó al Gobierno y decretó la suspensión, dentro de un proceso penal, de Batasuna antes de que la Abogacía del Estado y la Fiscalía activaran el mecanismo de la Ley de Partidos ante la Sala del 61.La actuación del Gobierno de José María Aznar se produjo justo después de un asesinato de ETA. El entonces jefe del Ejecutivo quiso que la demanda de ilegalización pasara previamente por el Congreso y fue aprobada por el 90% de la Cámara.

Ahora el Gobierno ve probable que Garzón vuelva a anticiparse, siguiendo la tendencia de cerco y presión al entorno del entorno de ETA. Hasta las generalesLa tesis oficial es que no debe actuarse de forma precipitada tras el atentado y que se mantiene la vía de ANV para que se incorporen a la vida política los miembros de la izquierda abertzale que discrepan de la ruptura del alto el fuego.

Ayer mismo, varios dirigentes de ANV comparecieron públicamente en San Sebastián y rechazaron una vez más condenar la violencia.En todo caso, todo cambiará en vísperas de las elecciones generales de marzo, porque esas dos condiciones habrán desaparecido y si ANV no se separa de la violencia no podrá ir a las urnas y habrá desperdiciado su oportunidad de mantenerse en la legalidad, según el Gobierno.En todo caso, el Ejecutivo tiene previsto mantener en los próximos días la presión pública contra ANV.